Estambul, 7 mayo de 2019.– El gobierno de Turquía anuló elecciones en Estambul, y Estados Unidos pidió el martes un «proceso electoral libre, justo y transparente». Por esa razón, en Estambul se abrieron nuevas fisuras el conflicto político turco.

«Tomamos nota de la decisión del Alto Comité Electoral de Turquía que anuló las elecciones en Estambul. Y estamos siguiendo de cerca la situación», dijo un portavoz del departamento de Estado estadounidense sin hacer una declaración contundente sobre los hechos.

«Queremos que todos los actores respeten plenamente un proceso electoral libre, justo y transparente para que la voluntad de los votantes se refleje en los resultados», agregó el vocero.

Y concluyó: «Una democracia turca saludable es de interés para Turquía y sus socios; incluido Estados Unidos, y ayuda a convertirla en un aliado estable, próspero y confiable».

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y su partido conservador fueron derrotados en las elecciones del 31 de marzo en su bastión, Estambul. Luego del fracaso, denunciaron «irregularidades», y consiguieron tras varias apelaciones que la Autoridad Electoral decidiera anular la elección anterior y ordenara una nueva.

Después de la invalidación del voto, que dará lugar a nuevos comicios el 23 de junio, la oposición denunció un «golpe contra las urnas».

Entre otros aliados de Ankara, Alemania lamentó una decisión «no transparente» e «incomprensible», mientras que Francia consideró que planteó «interrogantes».

También puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram