Caracas, 21 de mayo de 2019. Alejandro Grisanti, representante de la nueva junta directiva de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en el exterior – designado por Juan Guaidó -, aseguró que se necesitan “12 años en total” para volver a tener la economía que tuvo Venezuela antes de Nicolás Maduro.

“En el sector petrolero se necesitarán unos tres años para reconstruir lo que Maduro ha destruido, y unos 12 años, en total, para tener de nuevo el entorno que tenía la República antes de Maduro. A pesar de eso, el fin de la usurpación, el cambio de rumbo, el fomento al crecimiento, se van a sentir rápidamente”, indicó en entrevista para El País.

El también exdirector para América Latina de la firma Barclays Capital y fundador de Ecoanalítica, explicó que “el principal objetivo es proteger y asumir el control de los activos que tiene PDVSA en el exterior”.

“Es una Junta de primer nivel, ocho petroleros, y yo, que tengo más experiencia en el tema financiero. Me toca asumir la maraña de los pagos pendientes; las demandas contra la República y PDVSA. Entre los objetivos estratégicos está la reinstitucionalización, que se acabe ese desorden solapado en el cual la administración confunde al estado, al Gobierno, a PDVSA y a Citgo. Establecer contabilidades y flujos de caja independientes; ofrecer una imagen de país serio, que la tuvimos alguna vez», agregó Grisanti.

El experto en economía, recalcó que es fundamental que la Asamblea Nacional tome el control progresivo de las refinerías y empresas de PDVSA, que mantengan deudas en el exterior.

“Tenemos el control de Citgo y nombramos una nueva Junta Directiva. No es un tema sencillo. Con las sanciones a Venezuela del 28 de enero, toda empresa estadounidense que tuviera alguna deuda con PDVSA la debía depositar en cuentas de fideicomiso. Son activos inmovilizados. Estamos indagando sobre la ubicación y el tamaño de esos fondos. Eso hay que hacerlo con cada una de las refinerías y compañías con las cuales PDVSA tenga deudas. La idea es tomar el control progresivo de los activos que tiene PDVSA en el extranjero”.

Con respecto a la decisión del Parlamento venezolano, de autorizar el pago de los intereses del bono Venezuela 2020, ratificó que “no hay una orden ejecutiva del Gobierno de Estados Unidos que proteja los activos de Venezuela si no cesa la usurpación. Este bono tiene la deuda colateralizada y existía el riesgo de que Venezuela perdiera la propiedad de Citgo en caso de no pagar”.

Lea entrevista completa en Aquí.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram