Caracas, 19 de marzo de 2019.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

Todos los venezolanos que impulsaron un cambio de los métodos destructivos presentes en la llamada IV República ¡Jamás! pensamos en unas Políticas mas dañinas  como Organización súper estructural para en el reciclaje de lo negativo establecer las estructuras  básicas para un Sistema perverso y orientado hacia el anclaje en lo primitivo originario como forma de arranque  del tal Socialismo del Siglo XXI, cosa que sin duda, le da originalidad y lo convierte en una practica anti-marxista en una corrección en la vida práctica de lo expresado  por el Sr. Carlos Marx en su obra El Capital, es decir, no se trataba de utilizar lo establecido  por el desarrollo del Capitalismo sino de arrancar desde lo más simple  a contracorriente del materialismo histórico y dialéctico quizás para desde este punto construir un mundo nuevo. Algo así como nacer perdiendo.

El venezolano para el momento, se pregunta sorprendido: ¿Y esta gente todo lo destruye? Y la respuesta es ¡Si! pero no desde la ignorancia sino desde la creación de las penurias y necesidades explotables a futuro para desde una Ingeniería Política-Económica relanzar el sistema de forma y manera que quede vigente solo lo utilizable  por la burocracia en el Poder  y les sirva para manejar al hombre común.

¡Claro está¡ esta tarea de borrar las huellas del tiempo en un memoricidio es atentar contra el desarrollo y los avances de esta humanidad radicada en este territorio lo cual solo tendrá vigencia plena, bajo una extrema conversión de las costumbres, hábitos, tradiciones y cultura en general a través de la represión y la violencia que se ejerce no solo directamente sino con  medidas y prácticas psicológicas y de allí que todo el patrón de la destrucción se lleva a “guerras” imaginarias, provocadas y producidas, desde las mentes del burocratismo al cual se les ha dado en llamar “socialismo” como forma sencilla para agrupar el criterio en ejecución.

La destrucción se disfraza de tal forma que lo triturado, demolido y desechado se convierte en algo distinto desde ese toque mágico para la transformación de lo eliminado en una nueva versión “revolucionaria” propia y ajustada  a las circunstancias. La clase obrera perdió sus años de lucha y sus Contratos Colectivos fueron convertidos en “basura”capitalista elevando a la burocracia totalitaria en el Poder al Templo del obrerismo cuando en  esta voltereta el Jefe del Régimen desde este destilado se nos aparece como eje de un Estado Obrero cuando en verdad ni siquiera hay sindicatos libres para defender al trabajador.

Aplicaron el método en cuestión y todo el mundo laboral paso de golpe y porrazo a depender de la voluntad del Jefe de una clase improductiva y de hecho parasitaria del esfuerzo convertido en valor trabajo el cual así es negado en la practica para en “teoría”ser usado para quienes explotan “la plusvalía emotiva” a través de carnet, bonos, ayudas, etc además de en lo económico comercial.

En otra fase, el proceder destructivo abarco los Ingresos Nacionales desde esta manera particular de interpretar el Socialismo. La corrupción administrativa se transformo en manera colectiva de “enfermar” el trabajador aplicando el descontrol fiscal  y hacerlo cómplice del robo de los Fondos Públicos, generalizando la inmoralidad  en la administración de las Finanzas Publicas. Negación de la negación para desde esta  condición crear “la guerra económica” y la dolarización.

Extrañamente, cuanta guerra inventan, la pierden, con lo cual podemos establecer  el Teorema de la Guerra Pérdida como pieza constante de esta revolución fracasada en cuanto buenos resultados se refiere para Juan Pendejo.

El caso particular ante tanta necedad parece tener sus raíces en el interés de un colonizador y de una colonización aceptada  cuando los promotores de la misma no parece importarle para nada en esta situación la estabilidad y comodidad del pueblo conquistado sino sus riquezas naturales recordando entonces una vieja interpretación de lo ocurrido durante la misma acción por parte del Imperio Español  en estas tierras  cuando su atraso Político Económico (feudalismo) los hizo criminales genocidas y al final los llevó a una derrota total. Algo igual parece estar transcurriendo en este tiempo cuando el interventor se aferra al pasado y pregona un socialismo (tardío) como falsa solución al subdesarrollo.

Han sido tan faltos de criterios los lineamientos para la colonización sin avances en este proceso, que lejos de llevar bienestar general al pueblo desde esta demolición programada cuyo saldo es asombroso al quedar sin dolares, sin comida, sin gas, ni agua, ni energía eléctrica y sin moneda nacional significativa para el cambio de productos en el mercado nacional e internacional. Los propios barbarazos

Sin embargo  hay quienes piensan que desde esta “guerra de guerrillas” contra el pobre; marginado, explotado y maltratado, hacia los años venideros los pocos que queden vivos serán felices ¡Yo te aviso chiruli¡

* Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram