Select Page

Desatención médica y deshidratación apagaron sueños de siete niños waraos en Delta Amacuro

Desatención médica y deshidratación apagaron sueños de siete niños waraos en Delta Amacuro

Caracas 2/ febrero/ 2018

Alarmante. En menos de 48 horas siete niños perdieron la vida entre el  26 y 27 de enero en las comunidades Mujabaina de Bonoina, Yarita y Kuarejoro de Guayo en en el municipio Antonio Díaz, parroquia Manuel Renauld del estado Delta Amacuro. Los desafortunados hechos fueron consecuencia de la desatención médica luego de presentar cuadros crónicos de diarrea, vómitos y deshidratación.

Los infantes, de 7 meses a 3 años, pertenecían a la comunidad indígena warao. Específicamente en los casos de comunidad Yarita, el cuadro médico se complicó con fiebre. Los decesos tuvieron lugar el 26 y 27 de enero. Se conoció que el viernes 26 fallecieron dos niños, de una misma familia y edades de 7 meses y 3 años respectivamente, en la comunidad de Kuarejoro. El Observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé se apersonó en las comunidades para corroborar los hechos y recoger testimonios y pruebas fotográficas.

Dato: El censo poblacional del 2011 reportó que el municipio Antonio Díaz cuenta con una población de 26.661 habitantes, siendo el pueblo de mayor población indígena warao.

“… Son varias muertes, los niños mueren sin remedios, primero le da diarrea con vómito y acompañado con fiebre que mata a los niños en pocos días”, señaló Antonio Campero padre de uno de los niños.

Tratándose de áreas extensas y lo retirado de la ciudad, los parientes en intentos desesperados por auxiliar a sus hijos acudieron a los ambulatorios más cercanos: la medicatura de Nabasanuka y la de San Francisco de Guayo, en las parroquias Manuel Renauld y Padre Barral. Sin embargo les informaron que no disponían de medicina e insumos médicos “ni siquiera con una gasa para atender a los pacientes” aseguraron los dolientes.

Las enfermedades asechan a los waraos desde muy cerca. Los padres indígenas alertaron sobre la presencia de tosferina (Enfermedad del tracto respiratorio, muy contagiosa y previsible con vacuna) en las comunidades Manacal, Morichito, Kuarejoro, Yarita, Jerejisbanoko, Warowaro, Cuyubini y Bonoina. Los representantes aseguraron que la enfermedad ataca con mayor fuerza a niños y jóvenes.

Dato: La población indígena consume agua directamente de los causes del río y no cuentan con sistema de aguas negras ni servicios básicos.

La muerte deambula por los estados. Sí únicamente se les garantizaran programas de salud, que activen protocolos de emergencia y prevención, que sirvan para orientar a la comunidad y contribuir con el cambio a la realidad que padecen. Sólo así podrían superar la precariedad relacionada a la falta de vacunación, servicios básicos y atención médica que evidencian la desprotección que sufren los nativos venezolanos.

Con información de Correo de Caroní.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...