Caracas 10 de diciembre de 2018. Poco a poco se conocen los tras cámaras de la muerte más dolorosa, para unos, y más esperada, para otros. El ex ministro del expresidente Chávez, conversó con El Cooperante y develó detalles sobre las últimas horas del exmandatario transcurridas en el Hospital Militar de Caracas.

Ningún funcionario había comentado algo al respecto, pero Navarro ofreció detalles sobre una falla eléctrica que tuvo lugar en el hospital militar el 04 de marzo de 2013. En ese momento, el jefe del servicio médico del hospital se comunicó con Navarro para que ordenara el acondicionamiento, en la parte eléctrica, de los pisos ocho y nueve, pisos en los que se alojaría Chávez cuando llegara de Cuba, dónde se estaba tratando el cáncer diagnosticado dos años antes.

Navarro solicitó al entonces presidente de Corpoelec y hermano de Chávez, Argenis Chávez, que se abocara al trabajo, “y me lo prometió” afirma Navarro al Cooperante. Pero, 15 días después, el ex ministro fue contactado nuevamente por el jefe del servicio médico, asegurando que los trabajadores de la estatal eléctrica no habían hecho las labores. 

En ese momento, era plena época decembrina y las ferreterías de Caracas estaban cerradas. Por lo que Navarro ordenó que se compraran los repuestos necesarios en un establecimiento de Maracaibo, estado Zulia. Por fin, empezó el acondicionamiento para recibir al para entonces mandatario venezolano. 

Pero, su preocupación no sería únicamente que la directiva de Corpoelec omitió a su requerimiento por dos semanas. El 5 de marzo de 2013, el equipo de Gobierno de Chávez hizo un Consejo de Ministros y la entonces ministra de Salud, María Eugenia Sader, se acercó a Navarro y le informó que el día anterior se presentó un inconveniente que puso en riesgo la vida del primer mandatario.

La ministra Sader le informó que la planta eléctrica que el ministro había ordenado instalar en diciembre del 2012, no funcionó cuando se fue la luz por media hora en el Hospital Militar ese 4 de marzo de 2013. «Eso me preocupó muchísimo, porque yo había dejado esa planta funcionando», aseguró Navarro.

Lo cierto es que Sader le indicó a Navarro que tras la falla de energía, el personal tuvo que mantener a Chávez con respiración manual hasta que, finalmente, la planta eléctrica encendió. El exministro afirma que «hubo indolencia» por parte de la directiva de Corpoelec y prefirió «no especular» sobre lo que habría pasado.

“Yo salí del Consejo de Ministros corriendo para el Hospital Militar para reclamar lo que había sucedido con la planta ,y entrando a las 4:30 de la tarde, no me había terminado de bajar del carro, cuando me llegó una llamada de Nicolás Maduro y me dice: ‘Héctor, el jefe acaba de morir’, y yo dije: ‘vámonos al ministerio que aquí no hacemos nada’”, declaró.

Por último, el exministro negó que Chávez haya muerto el 28 de diciembre de 2012, como lo afirmó la fiscal general destituida, Luisa Ortega Díaz, puesto que ese mismo día conversaron vía telefónica. En ese momento, lo designó como vicepresidente Ejecutivo de la República, en calidad de encargado, mientras Maduro viajaba a Cuba.

“Tenía dificultades para entenderlo porque tenía una traqueotomía”, dijo.

Escuche la entrevista aquí

Lea la entrevista completa en El Cooperante

Foto referencial.


(Extraoficial) 64 cadáveres ingresaron a la Morgue de Bello Monte este fin de semana


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram