Caracas, 25 de abril de 2019. Hace meses que expertos en salud vienen alertando de la posibilidad de que empeore el brote de hepatitis por el desmejoramiento de las condiciones sanitarias.

Y este jueves el activista de Derechos Humanos Alfonzo Bolívar advirtió que esta enfermedad no solo está apunto de convertirse en una epidemia nacional, también en una amenaza para la región.

La crisis en los servicios públicos ha contribuido a empeorar la situación. Las fallas en el suministro de agua ha llevado a algunos sectores de la población a tomar agua contaminada, lo que se suma a los casos de personas que recolectan basura y aguas servidas.

La hepatitis no es la única enfermedad que ha proliferado por la crisis de agua. La acumulación de agua en tobos, pimpinas y pipotes destapados, sumado a la ausencia de fumigación y políticas para la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos, los casos de malaria se han incrementado.

“En Maracaibo y otras zonas del país los mosquitos y zancudos hacen fiestas con las personas por la falta de electricidad la gente tiene que dormir con las ventanas abiertas, no existen repelentes, también hay reportes extraoficiales del aumento de enfermedades como el sarampión”, dijo Bolívar.

Otras afecciones, como alergias en la piel y enfermedades como la sarna, se han reportado a causa de la ausencia de agua potable para la higiene del hogar, personal y el lavado de ropa.

Con el incremento en la actividad migratoria la situación amenaza con traspasar las fronteras y diseminarse por el continente.

 “La intervención humanitaria es requerida de manera urgente. La poca ayuda que está entrando a través de la Cruz Roja es insuficiente por el grado de insalubridad y deterioro de los sistemas hospitalarios y asistenciales del país”, apuntó el activista.

Lea también en Punto de Corte: OLETTA ADVIERTE QUE CASOS DE MALARIA PUEDEN SUBIR A DOS MILLONES ESTE AÑO

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram