Caracas, 13 de marzo de 2018/.- Horas después de su despido como Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson advirtió este martes que su nación “debe hacer más para responder al comportamiento preocupante de Rusia”.

“Queda mucho trabajo para responder al comportamiento y las acciones preocupantes del gobierno ruso», afirmó en declaraciones divulgadas por la agencia AFP.

El saliente jefe de la diplomacia norteamericana advirtió al Kremlin de Vladimir Putin que no se sobrepase: “Continuar en el rumbo actual es probable que conduzca a un mayor aislamiento de su parte, una situación que no beneficia a nadie”.

Tillerson, recién llegado de una gira por África, manifestó su indignación por la presunta implicación de Rusia en el envenenamiento de un ex espía ruso y su hija por un agente nervioso de origen soviético. El hecho ocurrió recientemente en Inglaterra. Su posición crítica no encontró eco en otros voceros de la Casa Blanca

El ex presidente de la empresa petrolera Exxon Mobil fue recomendado para el cargo central de la diplomacia estadounidense por la exsecretaria de Estado Condolezza Rice, y por el antiguo director de la CIA y secretario de Defensa, Robert Gates.

Sus continuas diferencias de criterio con el presidente Donald Trump, que lo señalaba de ser blando, derivaron en el anuncio de su despido este martes. Tillerson será sustituido por Mike Pompeo, director de la CIA.

Con la destitución de Tillerson, apenas a semanas del histórico encuentro entre Trump y el dictador norcoreano Kim Jong-un, se esperan cambios en la política exterior estadounidense que pueden afectar también las relaciones con América Latina.

Entrevistado por Fox News en agosto de 2017, Pompeo no ocultó la preocupación que genera Venezuela: “los cubanos están ahí; los rusos están ahí, los iraníes, Hezbollah está ahí. Esto es algo que tiene un riesgo de llegar a ser un muy muy mal lugar, así que América (EE.UU.) necesita tomarse esto muy seriamente”.

 

Lea también en Punto de Corte: PRESIDENTE TRUMP DESTITUYE A REX TILLERSON COMO SECRETARIO DE ESTADO