Caracas 22/01/2018 Fuente: Punto de Corte

Los trabajadores del Instituto de Ferrocarriles del Estado (IFE), exigen una reivindicación en sus beneficios contractuales, ya que los que poseen actualmente quedaron obsoletos, producto de la hiperinflación que vive el país en la actualidad.

Los trabajadores pidieron no revelar sus nombres para evitar represalias, ya que manifestaron que en ocasiones son hostigados si realizan algún tipo de denuncias en algún medio de comunicación.

«Estamos cansados, 200 mil bolívares quincenal no nos alcanza ni para cubrir los gastos en transporte, nos sale mejor quedarnos en nuestras casa que ir a trabajar; hemos agotado todas las instancias y aún no recibimos respuestas, nos tienen engañados desde el año pasado, cada vez se nos hace más difícil venir a trabajar», expresó uno de los funcionarios.

Resaltaron que solo reciben 1500 bolívares por prima de antigüedad, igualmente indicaron que las guardias nocturnas que constan de 8:00 pm a 06:00 am, no llegan a 5 mil bolívares, además del riesgo que representa trabajar de noche, debido a que algunas estaciones no cuentan con los candados para cerrar los portones principales.

«El diciembre pasado nos dieron 120 mil bolívares para el regalo de niño Jesús, ¿qué le compras tu a un niño con eso?, a muchas instituciones públicas les dieron bonos, y como siempre a nosotros nunca nos llega nada, los últimos días de diciembre fue que nos dieron 350 mil bolívares», acotaron.

» No entendemos porque a Metro de Caracas si les aprueban todo lo que piden y a nosotros no, hace unos días les aprobaron unos beneficios extracontractuales, ¿Acaso nosotros no trabajamos igual?; solo nos han dicho que el contrato está bastante avanzado, pero hasta ahí», agregaron.

El tren de los Valles del Tuy se ha convertido en el principal medio de transporte para los tuyeros que laboran en Caracas, diariamente trasladan a más de cien mil pasajeros. El tramo lo componen 4 estaciones: Cúa, Charallave Sur, Charallave Norte y La Rinconada. 

Servicio en decadencia

Por otra parte, denunciaron que el servicio es decadente, los boletos para viajar son unos papeles picados con un sello de la institución, las estaciones no cuentan con el 100% de las escaleras eléctricas en su operatividad, las sillas de ruedas para atender las emergencias estan dañadas, los ascensores no sirven desde hace tres años aproximadamente, los aires dentro de los trenes destilan agua por falta de mantenimiento, las enfermerías no tienen insumos entre otras carencias.

 

 

«Hay trenes que ya casi no tienen sistema de freno, y aun así lo mandan a operar, significando un grave riesgo para los usuarios, es una irresponsabilidad sacarlos en esa condición», resaltó otro de los operadores.

Por último hicieron un llamado «le pedimos al ministro de Transporte Carlos Osorio, para que se avoque a la problemática que hoy atraviesa nuestra institución, no podemos esperar más, esto se está cayendo a pedazos ante la mirada cómplice de muchos»

Los trabajadores no descartaron otras medidas a tomar de no recibir respuesta.