Caracas 25 de marzo de 2019. De acuerdo con la ONU, hombres armados y supuestamente vestidos como cazadores tradicionales (cazadores donzo, tradicionales de etnia bambara, el principal grupo étnico de Malí) , asesinaron 134 personas y otras 55 resultaron heridas. La masacre ocurrió en Ogossagou y Welingara, de la región de Mopti, una aldea ubicada en el centro de Malí, al rededor de las 5 de la tarde del sábado.

Tal como relata la ONU, la comunidad étinca fulani es frecuentemente atacada y acusada de estar vinculada con organizaciones yihadistas en el área. El gobierno de Malí, reiteró su determinación a perseguir y castigar, «a los perpetradores de esta barbarie de otra época», aseguraron autoridades locales.

Rescatamos del portal Europa Press, el testimonio de un residente que bajo condición de anonimato, explicó, lo que según él, son los precedentes del ataque. La matanza sería una represalia por un ataque previo, perpetrado el viernes, por el Grupo de Apoyo al Islam y musulmanes, una filial de Al Qaeda.

En ese ataque murieron 23 militares en una base de Diouram, en la también céntrica región de Mopti. El grupo aseguró que su asalto fue, a su vez, un acto de venganza por la violencia ejercida contra los fulani, por las milicias y el Ejército.

Los fulani han coexistido de forma pacífica desde hace tiempo con los bambara, pero la presión económica y la infiltración de milicianos islamistas ha aumentado la tensión.

Con información de Europa Press

Foto referencial

Lea también en Puntodecorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram