Caracas, 8 de julio de 2019. Un general del Ejército venezolano analiza lo sucedido en los actos militares del 5 de julio, fecha en la que el presidente del Congreso de 1811 anunció, luego de un exaltado debate, que quedaba proclamada la Independencia absoluta de Venezuela. Pero 208 años después también en Caracas se esperaban anuncios relacionados con la estructura militar, con el paso a retiro de una o varias promociones, de mostrar los honores que corresponden a una fecha tan crucial para la libertad de Venezuela.

El alto oficial explica que lo sucedido el 5 de julio  de 2019 puede dividirse en cuatro hechos: izada de la bandera a las 6 de la mañana, desfile, sesión solemne de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) a las 10:00 AM, desfile cívico militar desde las 12 del mediodía y arriada de bandera en el Panteón Nacional a las 6 de la tarde.

La izada y la arriada de la bandera no revisten mayor significado, porque son atendidos por comisiones debidamente designadas con antelación.

La sesión de la Asamblea Nacional Constituyente

Sobre la sesión solemne de la ANC, destaca como hechos significativos, los siguientes aspectos:

1. Llama la atención la inasistencia de Nicolás Maduro, lo que el General de este análisis asume que la única razón para justificarla es por medidas de seguridad. «Evitando así estar junto al presidente de la ANC en los eventos. Situación que se viene repitiendo desde el 24 de junio en los actos del día del Ejército».

2. La asistencia de todo el personal militar que es comandante de las diferentes unidades del sistema defensivo territorial (REDI y ZODI). Especialmente la ocupación de los comandantes de REDI en los puestos que eran exclusivamente para los comandantes de componente.

3. La asistencia de los comandantes antes mencionados, quizá implicó que muchos constituyentistas no asistieran por el tema del espacio. Situación que impone la probabilidad de que no existiera la mayoría necesaria para el
quórum de la cámara.

4. El orador de orden, almirante Remigio Ceballos. La razón de su designación según algunos creen se debe a hacerle promoción para que fuera considerado como candidato a Ministro de la Defensa. Pero su designación parece más orientada a mostrar que la Fuerza Armada apoya al régimen a ultranza y el discurso dado así lo demuestra.

Tres elementos que comprueban ello: el llamado al diálogo hecho por Ceballos Ichaso en consonancia con lo expuesto por Nicolás Maduro. Aunque lamenta la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, lo acusa de conspirar durante 10 años. Otro hecho es la asistencia de los 8 comandantes de Redi, 23 comandantes de ZODI, es decir 31 personas en un escenario donde caben 500 apretados. Considera que del discurso no hay nada que rescatar. Poco contenido y mucho humo.

El desfile militar

En cuanto al desfile «se apreció un intento de demostrar la cohesión existente dentro de la FANB», aunque destaca lo siguiente:

1. Bajo nivel de adiestramiento de las unidades, siempre complementadas con cadetes para realzar el mismo.

2. Los niveles de seguridad fueron extremos. Un detalle importante fue que el ministro Vladimir Padrino López invitó al pueblo a asistir al evento, pero estuvo vacío, lo cual demuestra los niveles de convocatoria actual.

3.  El discurso presidencial fue de poco calado, no convenció. Quizás se esperaban algunos nombramientos, pero tal vez está considerando que no es el momento de hacer cambios, producto de la desconfianza.

4. La falta de mantenimiento de los vehículos blindados, especialmente de los T72, fue evidente. El reemplazo de filtros del combustible habría evitado la nube blanca en el paseo monumental de Los Próceres.

5.  La preeminencia con la Milicia es preocupante, pues además de superar en número las unidades orgánicas de la FANB, desfilaron portando diferentes sistemas de armas y llevando el símbolo más importante de la desigualdad social en Venezuela: las cajas CLAP. Este segmento envía tres mensajes: la milicia tiene el control de la comida, la milicia es un brazo político militar del régimen y presenta el máximo órgano de control social. Es interesante mencionar que las agrupaciones de la milicia se observaron motivadas.

6. El desfile en bloque de las academias militares fue un desastre y aún no solucionan un tema de mando. No saben quién es el cadete más antiguo. El de la academia militar de salud que estudia 6 años para ser médico o los que estudian 4 años para ejercer el mando de las unidades de la FANB.

7. El desfile fue muy corto y duró poco más de 45 minutos.

8. El uso del uniforme N° 1 por parte de los oficiales generales denota también la desigualdad con el resto del personal militar que asistió en uniforme social o verde oliva. La razón es que no tienen. Ello evidencia lo deshecha que está la cohesión y el espíritu de cuerpo dentro de la Fuerza Amada, cuando para un acto tan solemne los asistentes usan dos uniformes.

9. Las medidas de seguridad para acceder al paseo Los Próceres fueron extremas y ello generó molestias a los pocos asistentes, a quienes además se les garantizó agua al clima (caliente) y un refrigerio (un sándwich).

10. Por cada unidad que participó en el desfile se le asignaron dos funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) quienes se encargaron de revisar que los participantes portarán sus armas sin munición de ningún tipo.

11. Las medidas electrónicas también se sintieron con severidad, prácticamente no hubo señal de ningún tipo de telefonía desde que Nicolás Maduro llegó al lugar hasta su retirada.

12. Otro elemento significativo es lo relegada que estuvo la Vicepresidenta.

Nota tomada de Infobae.

Lea también en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram