Caracas, 09 de abril de 2018/.– Los indígenas del municipio de San Fernando de Atabapo, estado Amazonas, cansados del matraqueo cívico-militar, perpetuado por agentes del SENIAT y la Guardia Nacional Bolivariana, tomaron bajo su  autoridad tres puestos de control establecidos por dichos funcionarios para extorsionarlos a diario.

Norayma Ángel, coordinadora de la Oficina de Derechos Humanos del Vicariato Apostólico de Puerto Ayacucho, funge como vocera de estas comunidades.

Informa Norayma Ángel que el propósito de dicha acción es expulsar a todos esos funcionarios de su jurisdicción. Los indígenas exigen la presencia de fiscales públicos, defensores del pueblo y  personal del ministerio de la defensao.

Entre las graves deficiencias que padecen los ciudadanos de San Fernando de Atabapo se encuentran el suministro irregular de combustible, la escases y bachaqueo de los productos de la canasta alimentaria, persistentes fallas en las telecomunicaciones, la minería ilegal, el tráfico de oro y minerales preciosos –mas de 20 campamentos ilegales dedicados a la extracción del oro y otros minerales,  la presencia de grupos armados conformados por indocumentados.

Indican los afectados que hasta ahora no han recibo respuestas de las autoridades municipales, regionales ni nacionales al respecto de sus denuncias, prácticamente se encuentran incomunicados y deben cancelar hasta 3 millones de bolívares diarios entre ir y venir para colocar la denuncia en Puerto Ayacucho.

|           “Los detienen, los requisan y les quitan el oro ilegal que circula en Atabapo”, agrega Richard Ortega, periodista de Raudal Estéreo.

Fuente:      EL NACIONAL y APORREA

para leer otras noticias de interés haga click aquí en Punto de Corte