Caracas, 19 de mayo de 2019/.- Funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) intervinieron este domingo 19 de mayo el Fuerte Militar Eskamoto, tras rumores de alzamiento por parte de oficiales y tropa de este destacamento fronterizo ubicado en Santa Elena de Uairén, reseña El Pitazo

Se conoció mediante fuentes ligadas al destacamento, que el teniente Daniel Enrique Morocoima Ilaraza, que es el segundo comandante del  Escuadrón de Caballería Motorizada, huyó hacia Brasil al enterarse de la llegada de efectivos de la Dgcim.

Asimismo, otro militar de apellido Echenique se encuentra detenido en las instalaciones del Fuerte Militar.

Presuntamente, los oficiales habrían sostenido varias reuniones con parte de la tropa sobre tomar el fuerte, para luego subordinarse ante el presidente de la Asamblea Nacional, quien juró asumir competencias del ejecutivo, Juan Guaidó. 

Sin embargo, la información se filtró. Todo esto aprovechando la evasión del mayor José Gregorio Basante, quién era jefe del fuerte y de quien se dice estaría involucrado en hechos de corrupción en conjunto con varios de sus superiores.

“La Dgcim tomó el fuerte porque supuestamente estaba repleto de gasolina y habían mafias. Lo de las mafias no es mentira, pero eso no es secreto para nadie. Lo que pasa es que quieren tapar el alzamiento que iba a haber con la estela de corrupción que dejó Basante”, dijo una fuente militar a El Pitazo

Puede leer en Punto de Corte:

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook InstagramWhatsAppTwitterFacebookTelegram