Select Page

“Invadir Venezuela es una pésima idea”. Réplica a la propuesta de Ricardo Haussman

“Invadir Venezuela es una pésima idea”. Réplica a la propuesta de Ricardo Haussman

(Nueva York, 04 de enero, 2018)

“Invadir Venezuela” -idea sugerida por Ricardo Haussman en días pasados- hecho que ocurriría tras una supuesta solicitud por parte de la Asamblea Nacional de Venezuela, posterior a un juicio político al Presidente Maduro, ha sido una propuesta que ha generado muchas reacciones por parte de afectos y opositores.

Haussman, reconocido economista venezolano, actualmente es director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, profesor de economía de la misma universidad, fue Ministro de Estado de CORDIPLAN (1992-1993) durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

El pasado martes 02 de enero, Haussman publicó un artículo de opinión en el diario Project Syndicate (Praga). En el artículo denominado D-Day Venezuela, el economista se paseó por varios escenarios que el considera para la salida a la crisis en Venezuela, entre otros mencionó la vía electoral, suponiendo un llamado a elecciones en 2018 en condiciones libres y equitativas, así como un apoyo militar interno de las mismas fuerzas armadas venezolanas a la restauración del hilo constitucional, y otro tanto al pulseo de un incremento en las sanciones de la comunidad internacional hacia Venezuela, particularmente a los altos funcionarios.

Haussman descarta la efectividad de estos tres escenarios para finalmente destacar, según su argumentación, que una vía más diáfana para despejar la crisis en Venezuela sería una intervención militar extranjera directa. Comparó el hipotético hecho a la campaña militar que inició Simón Bolívar (1814) para liberar a Venezuela y a la región neogranadina, así como las acciones de los aliados europeos con norteamérica durante la Segunda Guerra Mundial. Su comentario en el diario checo es como sigue:

This leaves us with an international military intervention, a solution that scares most Latin American governments because of a history of aggressive actions against their sovereign interests, especially in Mexico and Central America. But these may be the wrong historical analogies. After all, Simón Bolívar gained the title of Liberator of Venezuela thanks to an 1814 invasion organized and financed by neighboring Nueva Granada (today’s Colombia). France, Belgium, and the Netherlands could not free themselves of an oppressive regime between 1940 and 1944 without international military action.

Por su parte, Sean Burgess y Fabricio Chagas Bastos, destacados investigadores-profesores de la Universidad Nacional de Australia y Cambridge, respectivamente, enfilaron en su artículo en el diario neoyorkino Americas Quarterly de ayer miércoles 03 de enero, una brillante réplica al llamado a la intervención militar  realizada -desde el exterior-  por el venezolano Ricardo Haussman.

Al respecto, también los analistas despejaron algunos de los escenarios que hacen inviable, en Venezuela y en América Latina una intervención militar extranjera directa. Algunos de los argumentos de los profesores destacan lo que sigue:

Para empezar, la única manera en que puede tener éxito un cambio de régimen mediante un ataque armado sería si los militares de Estados Unidos tomaran la iniciativa. Dejando de lado el factor Donald Trump por el momento, el legado de cerca de un siglo de intervenciones directas o indirectas de Estados Unidos en los asuntos internos de casi todos los países de América implica que nadie en el hemisferio va a apoyar una invasión militar directa de Washington.

Tal vez la crítica más dura hacia la propuesta de Hausmann viene por su falta de consideración de la historia de las intervenciones armadas para imponer la democracia. Como lo han demostrado claramente las aventuras de Estados Unidos en Oriente Medio, simplemente no funcionan. Los líderes de América Latina saben esto y se refleja en su manera de promover la democracia.

Concluyen los autores, después de una minuciosa crítica, que el escenario para la intervención además de simplista, es el menos viable y el menos deseable, pudiendo al contrario profundizar más la tragedia por la que actualmente pasan millones de venezolanos.

Le invitamos a leer el artículo completo aquí

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...