Caracas, 17 de diciembre de 2018. Bruno Gallo, miembro directivo de Avanzada Progresista, calificó de “irresponsable” la acusación del diputado a la AN, Teodoro Campos, quien señaló a la tolda política de ser un partido “gobiernero”, al anunciar su salida del partido.

«Me parece verdaderamente irresponsable manifestar por unos chats algunas diferencias y después decir que se va del partido porque el partido es gobiernero», sostuvo Gallo.

En exclusiva para Punto de Corte, Gallo, precisó que “cualquiera está en la libertad de decidir dónde estar”, así como “dónde está a gusto políticamente y donde no”, pero no se puede desprestigiar cuando «hay una democracia interna” dentro de las mesas de debate del partido.

«A poco más de un año y medio que tengo en el comité nacional de Avanzada Progresista, nunca le escuché un discurso al compañero Teodoro Campos, donde manifestara sus diferencias con la organización, sus diferencias con esa derivación que ligeramente llama gobiernera». Gallo, criticó que el exdirigente no haya presentado sus pensamientos en las diferentes reuniones del partido.

A su juicio, «Avanzada Progresista se ha convertido en un referente nacional guste a quien le guste», tras ser una organización política “realista” ante la situación actual del país.

Al ser consultado sobre el llamado a diálogo entre gobierno y oposición, el directivo de AP, afirmó que el partido sí participaría, en aras de buscar una transición pacífica.

“La oposición debe sentarse hablar con el gobierno para buscar caminos que signifiquen el retorno a la institucionalidad, de volverle a la Asamblea Nacional sus funciones, sentarse con el gobierno a abrir los cauces para que lleguen recursos que permitan no solamente que el gobierno resuelva problemas, sino que los venezolanos tengamos una mejor calidad de vida».

Gallo ratificó que el “objetivo superior es salir de este gobierno y para lograrlo tiene que estar basado en un análisis serio de la realidad”, apostando por la vía pacífica.

División opositora

Por otra parte, Gallo aseveró que la oposición está «francamente dividida» en dos estrategias diferentes. La falta unidad es la que no permite avanzar hacia los cambios positivos que aclaman los venezolanos.

Un sector de la oposición “ha escogido la vía pacífica, electoral, constitucional y la otra está buscando atajos desde el mismo año 1998, en el que el presidente Chávez ganó las elecciones”.

«Esos atajos han sido de muy distintas naturalezas. Atajos golpistas como el 11 de abril, como el paro petrolero, como la simbólica y estúpida ausencia de la vacante del presidente de la República y ahora también andan llamando a la salida que han tenido como resultado un rotundo fracaso, utilizando de muy mala y torpe la violencia», aseveró.

«Hay que evaluar la ida de un sector importante” de dirigentes que pertenecían al partido político Un Nuevo Tiempo y “habría que ver de donde están siendo financiados, pero mi hipótesis es que los grupos oligárquicos que mantienen las estrategias de los atajos y estrategia abstencionista están financiando torpedear la línea pacífica” de los demás partidos.

Gallo insistió que “en este momento la oposición no tiene fuerza para sacar al gobierno a sombrerazo», por lo que cuestionó que busquen salir del proceso revolucionario sin proyecto de país.

Lea También: 


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram