Tokio 07 de mayo de 2019. Las armadas de Japón y Estados Unidos consiguieron recuperar restos de un avión de combate F-35A que cayó al mar el 9 de abril pasado.

El ministro de Defensa japones, Takeshi Iwaya, informó que recuperaron del océano Pacífico, un grabador de datos de vuelo, pero falta el medio de almacenamiento.

El ministro de defensa dijo que el ASDF continuará su operación con el apoyo militar de EE. UU. para recuperar los escombros del vanguardista caza furtivo para un solo asiento desarrollado por la compañía de defensa estadounidense Lockheed Martin Corp. El piloto del avión sigue desaparecido.

El avión F-35A cayó el 9 de abril frente a la Prefectura de Aomori, al noreste de Japón. El siniestro ocurrió durante un ejercicio nocturno ASDF, luego de salir de la Base Aérea japonesa de Misawa.

La operación de búsqueda es realizada por un buque de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón. Un barco de investigación en alta mar de propiedad de la Agencia de Japón para la Ciencia y Tecnología de la Tierra y el Mar. Para apoyar el rescate de aparato, EEUU contrató un buque de búsqueda a grandes profundidades.

Los expertos dicen que Japón y EE. UU. Están dispuestos a evitar que los restos del avión sean recuperados por Rusia o China. El ministro admitió que el mes pasado, que había «una cantidad significativa de secretos que deben ser protegidos» a bordo.

Las marinas japonesas y estadounidenses utilizaron datos de un barco de investigación de los fondos marinos japoneses. También emplearon un barco especial de «apoyo de buceo» fletado por los EEUU.

Japón está comprando aviones F-35A, a 90 millones de dolares cada uno, para reemplazar a sus obsoletos cazas F-4.

También lea en punto de corte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram