(Opinión) Jesús Silva y Javier Santana: ¡Entre bomberos no se pisan la manguera! Por Edgar Perdomo Arzola

(Opinión) Jesús Silva y Javier Santana: ¡Entre bomberos no se pisan la manguera! Por Edgar Perdomo Arzola

Caracas, 2 de junio de 2018.

Por: Edgar Perdomo Arzola.

Dice así la carta que Mijaíl Bulgákov escribió el veintiocho de marzo de 1930 a Iósif Stalin: “Hace diez años que comencé a desempeñar mi trabajo literario en la URSS… A medida que he ido sacando a la luz mis trabajos, la crítica en la Unión Soviética me ha ido prestando mayor atención; con todo, ninguna de mis obras, ya se trate de textos en prosa ya de obras de teatro, ha recibido jamás en ninguna parte juicio aprobatorio alguno; por el contrario, cuanta mayor notoriedad adquiría mi nombre en la URSS y en el extranjero, más virulentas se hacían las críticas de la prensa, hasta adquirir finalmente el carácter de injurias desenfrenadas… Mis fuerzas se han agotado… Llevado hasta la depresión nerviosa, me dirijo a usted y le pido que interceda ante el Gobierno de la URSS PARA QUE ME EXPULSE DE LA URSS JUNTO CON MI ESPOSA…”. La última frase Bulgákov la escribió con letras mayúsculas. La reacción del temible mandatario de la Unión Soviética a la carta de Mijáil Bulgákov fue sorprendente…Fin de la cita.

A estas alturas 19 años de gobierno bolivariano, la política nacional sigue encochinada, no es posible que dos jugadores, y que del mismo equipo “revolucionario”, se entren a coñazo limpio, y trompadas digitales en las redes. Es inverosímil  que esto ocurra cuando el país se cae a pedazos producto de esta hiperinflación atroz, y salgan al aire perjuicios más allá del máximo interés de la población, por enfrentar y derrotar a un adversario económico totalitario tan corrosivo que nos aniquila, y nos lleva como mansos carneros hacia el matadero, para ser sacrificados con frialdad por el matarife de guardia. Por eso veo con preocupación el enfrentamiento estéril, con la menguada  autoridad mediática que me da mi permanente lucha en el debate de las ideas, para que cesen los ataques desmedidos, desconsiderados y absurdos entre: Jesús Silva, y el buen amigo Javier Santana.

La estrategia principal de este combate es derrotar este cáncer económico que destruye a Venezuela, no se puede debilitar la fuerza que se necesita  para vencer un adversario sin escrúpulo y capaz de todo, tal como lo ha demostrado con esta escasez de alimentos y medicinas, y el cual  seguirá su escalada inflacionaria, si no le damos un parao a la  prepotencia gubernamental con una digna resistencia que despierte del letargo a la opinión publica nacional. Tengo la sensación de que el gobierno  no la tienen todas consigo, cuando fracaso en su intento de meter ajuro la reconversión monetaria el 4 de junio de 2018,  y que todo cuanto han hecho por destruir las bases socioeconómicas que se construyeron en la llamada IV Republica, se le está convirtiendo en un boomerang que finalmente los  arrastrará hasta el cementerio de la historia donde yacen los cadáveres políticos,  y se recuperen los valores del civismo venezolano que han sido destruidos para poder construir una nueva  sociedad democrática.

Espero que en esta enrarecida toma de poder presidencial  del 05/2018 y luego el 02/2019 que se ha reiniciado en Venezuela, la ponderación y el respeto mutuo sean las bases del equilibrio imprescindible para que la nación enferma  no se muera.  De no entender este caos económico, estaríamos  amolando un cuchillo para nuestro  propio pescuezo. Por eso llamo a la sensatez y a la ponderación de los lideres Silva Y Santana,  y de todos aquellos intelectuales que hacen opinión y análisis políticos,  que han reunido méritos en la opinión política, para que le garanticen a las nuevas generaciones,  las rutas que frenen la emigración,  junto a las formulas, de como  saldremos mas temprano que tarde de este cáncer económico.

No habrá futuro alguno hacia el año 2019, en  la nueva toma  presidencial, si no nos esforzamos ahora, en derrotar, en abatir al temible enemigo del pueblo venezolano como es la hiperinflación, desgraciadamente lleno de hambre, especulación, y corrupción, que destruye la calidad de vida del venezolano producto de nuestro propios errores.

No  repitamos los errores del pasado,  con la dispersión y el enfrentamiento cagalitroso,  y de la ambición desmedida de poder, valemos lo que pesamos por todo lo que hemos hecho a favor del sufrido pueblo venezolano, y no es posible seguir perdiendo  las perspectivas,  de que todo lo que se ha hecho en el pasado, y en el presente, juntos aunque no revueltos, derrotaríamos lo que produce este virus inflacionario. Pero si se pisan la manguera  los bomberos ‘Silva y Santana’ a manera de ejemplo, entonces el fuego hiperinflacionario nos consumirá a todos los venezolanos.

Vamos a trabajar unidos juntos todos los que hacemos opinión, y activismo político, muy duro para aniquilar este cáncer  inflacionario.

Correo electrónico: Percasita11@yahoo.es


Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones