Caracas 14 de abril de 2019. Un juez de Ecuador ordenó prisión preventiva para un ciudadano sueco, que según el gobierno, era muy cercano a WikiLeaks. Tal como señala un comunicado de la Fiscalía de ese país amitido el sábado 13 de abril, el sujeto tendría participación en el ataque a la integridad de sistemas informáticos.

Ola Bini, quien residía en Ecuador desde hace 5 años, fue detenido el jueves 11 de abril en el aeropuerto de Quito, mientras intentaba viajar a Japón. el procedimiento tuvo lugar luego, que la Ministra del Interior denunciara que tres cuidados extranjeros estaban filtrando información privada del país andino.

“El juez dispuso prisión preventiva al procesado y la inmovilización de sus cuentas bancarias”, explicó el comunicado.

Bini, es un desarrollador de software de 36 años, trabaja en el Centro de Autonomía Digital con sede en Quito, que se dedica a la seguridad y la privacidad digital.

El presidente Lenín Moreno había acusado en las últimas semanas a WikiLeaks y a su fundador, Julian Assange, de violar su privacidad al publicar fotografías familiares. WikiLeaks, ha negado la acusación diciendo que el presidente estaba tratando de contener denuncias de corrupción en su contra.

Parte de lo incautado a Ola Bini. foto AA.com.tr

La fiscalía no mencionó en el comunicado la cercanía de Bini con WikiLeaks y Assange, a quien el gobierno le retiró el asilo, concedido en 2012, en su embajada en Londres, argumentando que había intervenido en asuntos internos y de otros países.

El abogado de Bini, Carlos Soria, calificó a la decisión de la fiscalía de “inconcebible y sorprendente” y anunció una apelación, porque la “justicia no ha hecho su trabajo y se ha dejado influenciar por factores externos a los jurídicos”.

“Se lo trata de vincular a un caso de posible espionaje o algo así sin ninguna prueba ni evidencia. Él es amigo personal de Julian Assange, no es miembro de WikiLeaks y ser amigo de alguien no es delito, ni tener computadoras en casa es un delito”, agregó vía telefónica a Reuters.

La fiscalía presentó como pruebas “una gran cantidad” de equipos electrónicos y tarjetas de crédito, encontrados en sus maletas al momento de la detención. Así cómo, durante el allanamiento a su domicilio.

Además incluyó un reporte migratorio, en el que constan viajes realizados por Bini y otro reporte, “ en el cual se detalla que, desde 2015 a 2019, realizó pagos por servicios de Internet por más de 230.000 dólares”, añadió la fiscalía.

Bini había visitado a Assange unas doce veces en los últimos años en la embajada ecuatoriana en Londres, según el gobierno.

Ecuador ratificó que tiene identificados y ubicados a dos hackers rusos, que viven en el país y estarían vinculados con algunos “actos de intromisión en la vida privada de las personas”, pero no han sido detenidos todavía.

Original de Reuters.

Foto referencial

Lea también en PuntodeCorte

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram