Select Page

[Infidelidad Política] La anticonstitución Escarrá. Por Javier Vivas Santana

[Infidelidad Política] La anticonstitución Escarrá. Por Javier Vivas Santana

Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Por: Javier Vivas Santana

@jvivassantana

Es curioso que un individuo quien acusó a Hugo Chávez de “tirano”, “sátrapa”, “dictador”, “asesino”, entre otros epítetos, sea precisamente el principal madurista que lleva adelante el proyecto “constitucional” que pretende derogar la Constitución de 1999.

O sea, si alguien pretende ver una abismal diferencia entre chavismo y madurismo, sólo tiene que ver que siendo Hermann Escarrá un acérrimo adversario de Hugo Chávez, sea éste precisamente quien le redacta la “constitución” en su justa medida a Nicolás Maduro y su grupo neototalitarista. Lo insólito de un hecho de esta magnitud política es que todavía la cúpula que controla el poder se atreve a decir que semejante adefesio que definirá el sistema jurídico de Venezuela está inspirado en el pensamiento bolivariano y chavista, cuando existen tales antecedentes sobre su principal vocero.

La única verdad es que el madurismo para legalizar su neodictadura, necesita bajo el manto de un declarado antichavista cubrirse “constitucionalmente” y por ello, no sólo necesita derogar la Constitución vigente, sino acabar con cualquier vestigio de democracia y libertad de expresión. De hecho, cuando vemos que dos bomberos son acusados de un delito en “flagrancia” por hacer una parodia presidencial con un burro, estamos hablando de un régimen tan perverso que si es capaz de realizar una detención en tales términos estando vigente la Constitución de 1999, qué no podrá ocurrir con un instrumento jurídico creado a imagen y semejanza del madurismo. Pues, simplemente viviremos en una sociedad donde la crítica, sea cual sea su naturaleza, podría considerarse como un hecho criminal conforme sean las acusaciones del madurismo.

Y todo no queda allí. En la nueva “constitución” madurista, Escarrá por instrucciones del máximo jerarca, pretende dejar la posibilidad de vender Petróleos de Venezuela (Pdvsa) sí en la peor de las situaciones económicas y sociales, no tiene otra alternativa para mantenerse en el poder. Verbigracia, el madurismo, lentamente ha venido vendiendo, fundamentalmente a chinos y rusos nuestra industria petrolera, razón por la cual, si es necesario vender a éstos la totalidad de las acciones que están en nombre del Estado, con el propósito de perpetuarse en la presidencia de la República y con el control de todas las “instituciones”, pues esa conformidad jurídica quedará establecida de manera anticonstitucional.

Otro factor que atornillará el poder madurista sería el cambio de ipso facto del sistema educativo y político. En la primera de las instancias, la educación “privada” seguirá existiendo pero las autoridades directivas y personal docente de cada uno de esos planteles, sólo podrán ser designadas con el aval del ministerio de “educación”, quienes a su vez fijarán como requisito indispensable la formación “académica complementaria” que dicte tal ente burocrático, so pena de no poder ejercer la docencia en ninguno de los planteles o universidades, sin obviar que éstas últimas estarán regidas por similares condiciones, sean públicas o privadas.

Sobre el sistema político, la Asamblea Nacional será electa conforme eligieron el bodrio de la “constituyente”, es decir, a través de una elección de segundo grado, lo que elimina la voluntad del pueblo en relación con la elección libre de sus parlamentarios, y les garantiza per secula seculorum el control de la promulgación de leyes y decretos también anticonstitucionales. En ese sistema político será creado el nuevo Consejo “Revolucionario Comunal de Tierras, lo cual obliga a los dueños de fincas y haciendas a entregar el 80% de la producción a los consejos que sean creados en sus espacios, quienes a su vez tendrán la “supervisión” de la hectáreas sembradas o en generación ganadera o lechera.

Ese sistema político también tendrá una reforma importante en el plano de la estructura del Estado. Es más, ya Escarrá adelantó la creación de una “corte constitucional” que estará por encima del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y cuyos “magistrados” serán electos por la cúpula madurista. De esta manera evitan que ante cualquier situación de conmoción política o militar, pueda ser destituido o separado de sus funciones presidenciales, de llegar a ser el caso. Por ello, el período presidencial, además de ser llevado hasta 7 años, pretende crear nomenclaturas paralelas ante las gobernaciones, y posiblemente las alcaldías, tal y como las conocemos, sean sustituidas por los nuevos referentes del “Estado Comunal”.  

Ante lo anterior, hay que advertir que serán creadas 8 vicepresidencias, conforme dividan esas regiones en el país. Así por ejemplo, tendremos igual número de vicepresidentes para las regiones: zuliana, andina, centro-occidental, llanera, central, oriental, guayanesa, y capital. Es obvio que todas las gobernaciones, quedarán subyugadas ante los designios que establezcan los vicepresidentes de sus “regiones” que por supuesto, serán designados por voluntad de la cúpula madurista.

Sin duda, lo que pretende redactar Escarrá en favor del madurismo no es una “constitución”, sino una anticonstitución ¿Estará dispuesto el pueblo a serle fiel a semejante proyecto político? La pregunta queda en el ambiente.

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí


                    Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                 Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones