Durante los últimos años el interés por el dinero virtual ha trascendido las fronteras de la imaginación, alcanzando niveles extraordinarios en la captación de usuarios, haciendo de la extravagancia casi una tendencia entre las nuevas criptomonedas.


Caracas, 10 de julio de 2019. Nombres inimaginables saltan a la palestra y sorprenden cotizándose con altos valores en el mercado mundial, como son los casos de la TrumpCoin o la PutinCoin, creadas en una tónica nacionalista para “resaltar el apoyo” a los presidentes de los Estados Unidos y Rusia, respectivamente.

En efecto, el 20 de febrero de 2016, un seguidor del presidente Donald Trump creó esta criptomoneda basada en el bitcoin, llamándola Trumpcoin, en apoyo a las iniciativas gubernamentales y cuyos índices alcanzaron el histórico mayor de US$ 0.51. con el ascenso al cargo del mandatario, auqnue poco tiempo después descendiera su precio.

Por su parte, la Putincoin es de origen ruso, aunque su popularidad ya ha trascendido sus fronteras, y se supone que busca fortalecer la economía local de su país de origen, a la vez que rinde homenaje y apoyo al presidente Vladimir Putín.

También podemos encontrar la llamada Dogecoin, que capitaliza una suma de 400 millones de dólares en la actualidad, después de haber sido creada como simple diversión y cuya mascota refleja un perrito del meme Doge de internet.

Un total 2249 monedas virtuales ya se encuentran rondando por el mundo, estableciendo parámetros de valoración variables, de acuerdo a la definición de los mercados a los cuales vayan dirigidas, y donde el liderazgo en cotización y uso pertenece al más popular que actualmente es el bitcoin.

Esta moneda ha impulsado el conocimiento sobre dinero virtual en todo el mundo con un capital-valor para estos días de 144.000 millones de euros (162.000 millones de dólares estadounidenses), muy por encima de su competidor más cercano, Ethereum, que se valora en 25.000 millones de euros (28.600 millones de dólares), de acuerdo a datos de la página CoinMarketCap.

El origen de una moneda virtual puede ser bastante sencillo. De acuerdo al security researcher de Kaspersky, AlexeyMalanov, su creación obedece al simple hecho de obtener el código fuente de un bitcoin que se encuentre disponible al público, para luego sustituir la palabra Bitcoin por otra donde quiera que ésta aparezca, y entonces recopilar y liberarla.

Una vez culminado el proceso y de haber posicionado cierta cantidad de la moneda para sí mismo, el creador permite su uso por parte de otros usuarios y espera su popularización para proceder a capitalizarla.

DIVERSIDAD DE USOS

La utilización de las criptomonedas avanza vertiginosamente y es así como podemos observar que muchas van dirigidas a obtener diversión y extravagancias, como es el caso de la Potcoin, que surgió en 2014 y es conocida como la moneda de la marihuana. Se valora en aproximadamente 0,00868 euros.

También encontramos la SexCoin, que comprende el amplio mundo del cibersexo y de la distracción para adultos, cotizándose en 0,00834 euros, así como la Garlicoin, que refleja un simple ajo en su imagen e introdujo como novedad la modalidad de “copiar y pegar” entre los llamados memecoins.

Pero no todas conducen al pago por esparcimiento. Existe en el mercado la Dentacoin, por ejemplo, que tiene como finalidad facilitar el acceso a una mejor salud dental, a través del proceso de pago virtual. Ésta cuenta, además, con una plataforma en la cual los usuarios pueden intercambiar datos referentes a los especialistas que les atienden.

El aprovechamiento de la popularidad de las redes sociales también es posible con la creación de criptomonedas. El caso más famoso y sonado recientemente es el de la criptomoneda Libra, anunciada por Facebook para ser una realidad al mercado en el año 2020, ajustando su valor acorde con distintas divisas internacionales, en la búsqueda de que sea estable. Para ello Facebook se ha asociado con empresas de gran envergadura como eBay, Mastercard, Visa, Uber y Vodafone, entre otras.

El objetivo principal de Libra es permitir transacciones a los 2700 millones de usuarios registrados que tiene Facebook, con algunas restricciones de acuerdo a cada país, y funcionará a través de una cartera virtual, incluyendo además la filial Calibra para la oferta de servicios.  28 compañías respaldarán su confiabilidad y se espera mantener la seguridad de los datos de los usuarios.

Información tomada de Morocotacoin.com

Imagen: Bloigo

También puede leer en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Síguenos en TwitterFacebook Instagram