Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Por: Javier Vivas Santana

@jvivassantana

El madurismo no encuentra el cómo enfrentar la crisis que ha explotado en todas sus dimensiones. Nada funciona en el país, salvo la represión que sigue imponiendo la cúpula que usurpa Miraflores para tratar de alargar su agonía política.

Personas en el río Guaire buscando agua

La crisis eléctrica materializó otra enorme crisis, en este caso sobre la distribución y suministro de agua que resulta tan grave como la energética, porque impacta de manera directa y con más fuerza sobre los hogares, generando con ello, una terrible angustia porque sin agua se puede decir que estamos en una lucha de supervivencia.

Por ello, son dramáticas las imágenes de la gente haciendo colas kilométricas en espacios como el rio Guaire para dotarse de un tobo de agua que cuando menos cubra sus necesidades básicas de alimentación, mientras en ese propio espacio aprovechan para bañarse ante la imposibilidad de que el vital líquido llegue por las tuberías de sus viviendas y residencias. Esto además de ser una crueldad humana que precisamente sucede en la capital de Venezuela, debe generar una idea del cómo es la situación del agua en el resto del país, en donde hay pueblos y espacios que tienen hasta meses en que no obtienen más que aire al abrir las llaves de los lavamanos. 

Mientras todo esto ocurre, Maduro intenta disfrazar su propia incompetencia, haciendo ver su gestión y de sus ramplones, como si tal fracaso fuese por culpa del enemigo imperial, y que sería él junto con sus ineptos quienes luchan por permitirnos que regresen la electricidad y el agua aunque sea de manera parcial, y eso es considerado un “triunfo”, aunque se paralicen hospitales, planteles, y las malogradas actividades económicas y financieras terminen de hace colapsar al país en sus principales necesidades humanas.

Venezuela ha entrado en una etapa irreversible. Si alguien piensa que la crisis eléctrica no regresará con Maduro en el poder, es cómo pensar que el tirano no saldrá de Miraflores. La crisis de electricidad volverá a repetirse con el agravante que en esta oportunidad habrá mayor número de víctimas porque casi todas las plantas eléctricas han quedado técnicamente inoperativas, y ello agravará la situación de los hospitales y comercios, así como hará invivible el contexto de los hogares, porque simplemente en la próxima oportunidad de tal debacle, no habrá capacidad de respuesta del régimen y el paroxismo social será inevitable.

Del mismo modo, hemos alertado que ante la implosión de pueblo, y una caída abrupta del madurismo, los radicales que aún acompañan al usurpador, tendrían previsto envenenar los acueductos y embalses – asumimos esta denuncia con tota responsabilidad – con el propósito de achacar semejante situación al imperio, o en su defecto al gobierno entrante de transición, y dejarlos de manos atadas, para tratar de hacer ver que ellos como maduristas eran quienes tenían el país “bajo control”. Una situación semejante debe ser rechazada en todos los órdenes del país, razón por la cual debe mantener alerta a la mayoría de la población.

El mega-apagón dejó al madurismo en estado vegetativo, y aunque recupere parcialmente la conciencia, no puede hablar, y se mantiene por respiración artificial. Es simple. Son una estructura política parapléjica que está agonizando, y ni siquiera sus “asesores” podrán detener la inevitable muerte, aunque intenten demostrar lo contrario, en especial con sus motores de propaganda.

Los hijos de la cúpula madurista se encuentran en el exterior. Y si todo está tan bien en Venezuela ¿Por qué no se vienen a vivir y estudiar en nuestro país? ¿Por qué la cúpula madurista se dota de agua a través de camiones cisternas en sus majestuosas residencias, y no emplean el líquido que les “llega” por tuberías?

Nada podrán hacer. La implosión del pueblo en todos sus términos sociales se va a generar con tal fuerza que en ese día del madurismo sólo quedarán los esperpentos históricos. El día se acerca. Ellos lo saben. La resistencia es clave ante la nueva historia que estamos por comenzar a escribir los venezolanos.

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram yYouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram