Inicio Tendencias La inmunohistoquímica permite diagnosticar con precisión diferentes tipos de cáncer

La inmunohistoquímica permite diagnosticar con precisión diferentes tipos de cáncer

Por Punto de Corte
77 Lecturas
Inmunohistoquímica (IHQ)

La prueba es indispensable para pacientes con lesiones mamarias, sarcomas, linfomas, tumores endocrinos, gastrointestinales y carcinomas poco diferenciados


La Inmunohistoquímica (IHQ) es un procedimiento que se realiza en pacientes que presentan algún tipo de cáncer. Se trata de una biopsia más completa y específica que define a qué tipo de tumor corresponde el tejido que se encuentra afectado, lo cual es esencial para determinar el tratamiento.

El doctor Rafael Delgado Morales, cirujano oncólogo e integrante de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), informó que para la realización de este método diagnóstico que proporciona resultados más seguros con tiempos optimizados, se usan anticuerpos a fin de identificar ciertos antígenos (marcadores) en una muestra de tejido.

“Por lo general, los anticuerpos están unidos a una enzima o a un tinte fluorescente que se activan cuando éstos se unen al antígeno en la muestra de tejido, permitiendo de esa manera, que la sustancia que produce una respuesta inmunitaria pueda ser observada a través del microscopio”, explicó el especialista.     

La eficacia de la prueba depende de muchos factores: Médicos patólogos entrenados y expertos, buenos materiales y procesamiento de la biopsia, adecuada información clínica, entre otros. Morales comentó que, por lo general, la tasa de errores siguiendo los estándares internacionales es muy baja.

Aunque la Inmunohistoquímica permite diagnosticar cualquier tipo de cáncer, el médico no recomienda solicitar este estudio a todos los pacientes, ya que con el análisis microscópico H/E de la biopsia es suficiente. En los casos que sí resulta indispensable son: cáncer de mama, sarcomas, linfomas, tumores endocrinos, gastrointestinales y carcinomas poco diferenciados.

Este procedimiento se realiza bajo criterio y orden del médico tratante con el material (bloques de parafina de tejido) de la muestra tomada por el cirujano, a través de una cirugía o biopsia con aguja Gruesa (trucut). No es doloroso y al solicitarlo el tiempo de espera es de 2 a 3 semanas.  Para realizarla, el paciente se debe haber realizado antes una biopsia de algún tumor o lesión maligna.

El especialista explicó, que cada vez son más las patologías que necesitan de este estudio. Los resultados resultan de suma importancia para establecer el grado de malignidad que presenta la zona afectada o tumor y el tratamiento que debe proceder hacerse el paciente.

“En las últimas décadas la utilización de IHQ ha sido progresivamente creciente y se ha consolidado como tecnología esencial en el diagnóstico patológico de rutina. En general y muy especialmente en la oncológica. Esta requiere de una metodología de muy distinta a la del laboratorio clásico y, para su correcta utilización, es indispensable conocer en profundidad sus ventajas y limitaciones” indicó Morales.

Recalcó que para poder realizar este tipo de pruebas es fundamental disponer de una amplia batería de anticuerpos que permita trabajar con paneles amplios protocolizados y actualizados, así como también de personal técnico y médico debidamente entrenado para el manejo y evaluación de los mismos.

Con información de Nota de Prensa

También puede leer en Punto de Corte:


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Artículos Relacionados

1 comentario

Terapia combinada permite obtener mejores controles de la presión arterial - Punto de Corte 02/07/2019 - 22:01

[…] La inmunohistoquímica permite diagnosticar con precisión diferentes tipos de cáncer […]

Los comentarios están cerrados