Select Page

[Exclusiva de Vanessa Davies] ¿La mesa ya está servida para la transición en Venezuela?

[Exclusiva de Vanessa Davies] ¿La mesa ya está servida para la transición en Venezuela?

La negociación es clave pese a haber sido satanizada

Nada indica que habrá una transición en el corto plazo, afirma Daniel Santolo. Más que en transición, el país debe pensar en una mesa de resolución de conflictos, propone Aníbal Sánchez. La transición puede ser hacia algo peor, como más autoritarismo, subraya Carlos Valero. Los tres analistas hablaron en exclusiva para Punto de Corte.

Por: Vanessa Davies


Como en política no siempre querer es poder, ni miles de deseos, súplicas o velas a todos los santos pueden hacer que Venezuela transite la ruta de la transición hacia un nuevo gobierno.

Entre peleas y divisiones sigue, sin embargo, una fecha en la mira: el 10 de enero de 2019, cuando el mandatario Nicolás Maduro asume su segundo periodo de gobierno después de unas elecciones presidenciales altamente cuestionadas nacional e internacionalmente.

En Venezuela no hay señales de una transición cercana, refiere el politólogo y analista político Daniel Santolo. Para el analista y asesor electoral Aníbal Sánchez lo perentorio es construir una agenda común que permita a los bloques confrontados negociar y entonces, sí, llegar a un cambio. El diputado Carlos Valero (Un Nuevo Tiempo) advierte que el tránsito puede ser hacia más autoritarismo y no para más democracia. Los tres comparten, en exclusiva para Punto de Corte, su visión sobre la transición.

Daniel Santolo: Ni a corto ni a mediano plazo

En Venezuela “no avizoro a mediano ni a corto plazo un proceso de transición”, expone Daniel Santolo.

Según los autores clásicos, los procesos de transición “no tienen un hito que los marque, a menos que sea un hecho de fuerza como un golpe de Estado, un proceso revolucionario armado”. Las transiciones también ocurren si hay una solución pactada entre los sectores en pugna, mediante un proceso electoral que permite resolver el conflicto.

En todo caso, la transición ocurre cuando quienes están en el poder están dispuestos a cederlo a otro grupo y aceptan ser desplazados. Y Santolo no ve, en el horizonte venezolano, nada que indique que Venezuela va a un proceso de transición, a menos que ocurra un hecho de fuerza que implique un viraje. “El Gobierno sigue, no se avizora ninguna fuerza que pueda tomar el poder a corto o mediano plazo”, y eso indica que el 10 de enero Maduro asumirá su segundo periodo.

En este cuadro político, alega el analista, lo más acertado para la oposición venezolana sería “iniciar un proceso de diálogo para impulsar una negociación que sea tutelada por organismos internacionales que se han puesto a la orden para ello”.

La Asamblea Nacional (AN) tiene un rol fundamental para buscar el acercamiento con factores del Gobierno e iniciar un proceso de normalización que lleve a la restitución plena de funciones del Poder Legislativo. El siguiente paso, en la continuación de esta ruta, debería ser el acuerdo para nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) y negociar la realización de elecciones presidenciales.

Pero todo ello requiere de una oposición fuerte y unida, resalta Santolo, y la realidad es que la presión que siente el Gobierno no viene de adentro, sino de afuera: es la que ejerce la comunidad internacional.

Aníbal Sánchez: Mesa de resolución de conflictos

Querer no siempre es poder. Por más que un amplio sector quisiera cambiar las cosas rápidamente, nada muestra que hay una transición en marcha en Venezuela, confirma el analista Aníbal Sánchez.

En su opinión, lo que primero necesita el país es “una mesa de resolución de conflictos, y sobre todo, que los venezolanos nos encontremos. Pero para encontrarnos, tenemos que hacer un ejercicio de reconocimiento”.

Para llegar a esa mesa los sectores confrontados deben conversar y organizar una agenda. “Es como cuando una persona busca enamorar a otra: lo primero que hace es buscar puntos de encuentro”.

¿Qué parece imposible lograrlo? A lo mejor no lo es tanto. “Vamos a tratar de buscar los puntos que tenemos en común, porque la resolución de conflictos consiste en hacer el máximo esfuerzo en los mínimos puntos de coincidencia”, precisa.

¿Cuáles son los puntos de coincidencia? La agenda social. Abrir los canales de ayuda humanitaria es una necesidad, y eso va favorecer al pueblo de Venezuela. Ha llegado el momento de que aparezcan nuevos líderes que hablen, responsablemente, al país.

¿Quién negocia por el bloque antigobierno, descuartizado por las peleas internas? “La oposición no lo tiene fácil. Acabamos de salir de un proceso electoral; no puedo asumir que los que participaron son los voceros de la oposición, pero tampoco que los abstencionistas lo son”, puntualiza.

La AN, instancia que goza “de legitimidad de origen” conquistada con votos, puede ser la interlocutora “en la primera fase de diagnóstico y acercamiento”, aunque con el respaldo de la comunidad internacional.

Todos los que hablan de transición toman el 10 de enero como referencia, acota Sánchez. “Indudablemente que el 10 de enero va a marcar un hito histórico, incluso en la forma de hacer política, pero hay que tener mucho cuidado con crear falsas expectativas”, recomienda.

¿No lo ve como una fecha de transición? No lo veo como una fecha de transición, pero sí va a marcar un hito histórico.

¿En qué sentido? En el sentido de que un sector de la oposición, convencido del desconocimiento internacional, va a intentar de decir que hay que nombrar un presidente o una junta de gobierno que asuma la transición. Pero sí estoy seguro de que, de eso ocurrir, solo nos va a dejar más persecución política.

Carlos Valero: transición hacia mayor autoritarismo

Dedicado a atender los problemas de los migrantes venezolanos en las islas del Caribe, el diputado Carlos Valero (Un Nuevo Tiempo) asevera que hay una transición “hacia mayor autoritarismo, hacia mayor crisis institucional”. Es “una transición hacia algo mucho peor”.

A partir del 10 de enero “vamos a tener un gobierno usurpador del poder”, lo que lleva a una dimensión del conflicto político “mucho más grave, mucho más compleja”.

Valero anticipa que el mandatario nacional y su equipo “van a acrecentar la persecución política, las violaciones de derechos humanos, la persecución contra los parlamentarios”.

Pero “en ese juego de mantener el poder a toda costa” no necesariamente el Gobierno lleva las de ganar, y así lo muestran las encuestas. “Que Maduro se intente sostener en el poder sobre la base de la ruina total del país hasta ahora le ha funcionado, pero yo no le arriendo mucha ganancia”, refuta.

El jefe del Estado no podrá sostenerse así indefinidamente, analiza, por lo que vendrá “un gran despertar de la sociedad venezolana, que no se la cala”, aunado a las presiones de la comunidad internacional. Todo esto, al mismo tiempo, debe llevar a la democratización del país.

Estos son los escenarios que asoman Daniel Santolo, Aníbal Sánchez y Carlos Valero para un 10 de enero que se construye desde hoy. Por lo pronto, Maduro no solo ratificó que ese día se juramentará para un segundo periodo presidencial, sino que retó a los países que lo rechazan a que saquen a sus embajadores de Venezuela.

También le puede interesar: [EXCLUSIVA PDC] “Diosdado preison´p para cremar a Óscar Pérez: Jefe de investigaciones de la Morgue. Por Sebastiana Barráez


            Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                                   Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones