Select Page

La Paz de Maduro

Por: Oscar Omaña

La palabra Paz proviene del latín pax (pacis), que significa “acuerdo, pacto”, es decir que existen acuerdos entre la sociedades y comunidades para vivir tranquilos y en armonía.

En varias ocasiones el Presidente ha llamado a un supuesto diálogo que es una herramienta imprescindible para lograr la paz, pero ésta se ha querido llevar de un solo lado y para que pueda existir un pacto real y verdadero hay que escucharse primero y luego flexibilizar para que hayan acuerdos.

Este no ha sido el caso primero del Gobierno y luego de la MUD, según reconocidas encuestadoras del país, más de la mitad de la población no se considera parte de la oposición liderada por la MUD ni por el gobierno encabezado por Nicolás Maduro. Esta porción de la población supera el 58% de los electores. Ellos son los que realmente quieren un verdadero diálogo entre los venezolanos para conseguir una salida a la crisis económica y financiera del país, sin más amenazas, donde exista libre tránsito, donde exista el libre pensamiento y no sea castigado por pensar contrario al otro.

El Presidente ha llamado a una Asamblea Nacional Constituyente para lograr la paz, pero hasta ahora lo que ha traído como consecuencia es más sangre, odio y desacuerdos entre venezolanos, irrespetando el pacto social aprobado en el año 1.999. Recuerdan mi cita inicial respecto a la palabra del latín pax (pacis), pues para que existan acuerdos debemos escucharnos y el pueblo solo pide que se le consulte si quiere o no constituyente. Ese sería el primer síntoma de querer recomponer esta sociedad donde existe ya una descomposición social, porque con el simple hecho de atentar contra las personas como incendiándolas ya es un indicativo.

Por otra parte, vemos a diario cómo la administración de Maduro y sus afectos amenazan por diferentes medios de comunicación a la población, al decirles que luego de instaurada la ANC irán por la cabeza de todo aquel contrario a sus pensamientos, uno de los casos más concretos es la Fiscal Luisa Ortega Díaz, además del amedrentamiento del sector del Chavismo crítico, que en días pasados en una rueda de prensa les colocaron sendas cornetas para sabotear su acto, ¿eso se llama realmente querer PAZ?

Otro ejemplo palpable fue el día sábado 22 de julio, cuando el diputado, y ahora candidato a la constituyente, Orlando Zambrano, dirigente del PSUV en Apure, colocó en su Facebook una fotografía tomada en Socopó, estado Barinas, donde una serie de muchachos salieron a las calles con fusiles de madera a llamar a la constituyente. Para mí eso es guerra sicológica ¿será esa la paz a la que tanto llama el presidente Nicolás Maduro?

Finalmente, la MUD lo que menos quiere es PAZ, sencillamente porque desea una guerra y el gobierno se encuentra impotente, dejándose llevar a ese terreno que sería un daño irreversible a nuestro país. Soy de los que todavía considera que debe existir un acuerdo a través de un dialogo verdadero, con sectores que propongan salidas a esta crisis con un gobierno que escuche al pueblo, como en su momento lo hizo el presidente Chávez.

¡NO A LA IMPOSICIÓN SIN CONSULTA ME ABSTENGO!

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...