Caracas 8 de mayo de 2018. «Podemos dar noticias al país y decir ‘Señores, la vacuna del doctor Convit existe, es una vacuna efectiva» aseveró la nieta del respetado y admirado, doctor Jacinto Convit, Ana Federica Convit. El importante anuncio lo hizo luego que se publicara un artículo en la revista Oncotarget bajo el título de «Autologous tumor cells/bacillus Calmette-Guérin/formalin-based novel breast cancer vaccine induces an immune antitumor response”.

La también Secretaria General de la Fundación Jacinto Convit, informó de la validación de una vacuna para el tratamiento del cáncer de mama, a partir de los estudios que realizó su abuelo durante sus últimos años de vida.

El maravilloso legado del doctor Convit abarca desde la vacuna contra la lepra, avances y posterior desarrollo de la cura para la leishmaniasisoncocercosis. Sus importantes hallazgos en materia dermatológica lo hicieron merecedor del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica de 1987 y nominado al Premio Nobel de Medicina en 1988.

Su pasión de continuar sus investigaciones lo llevó a adentrarse en los estudios oncológicos. No se quedó allí, se encaminó en conseguir la forma para combatir esa enfermedad. Tal como explicó Ana Federica Convit, el doctor Convit «vio similitudes en la respuesta inmune del individuo frente a un tipo de Leishmania y el Mycobacterium Leprae, con las células cancerígenas«.

«Él empieza a enfocarse en el cáncer y desarrollar una propuesta de inmunoterapia para combatir esta enfermedad, comenzando por el cáncer de mama” detalló Ana Federica Convit.

El estudio de la vacuna data de 2006. El doctor Convit publicó en la Gaceta Médica de Caracas el Desarrollo de una autovacuna + BCG y su posible uso en el tratamiento del cáncer. Durante el 2015 al 2017, la Fundación Jacinto Convit convocó un equipo de biólogos e investigadores para continuar los estudios y asumir el protocolo experimental.

«Montamos un experimento en modelo preclínico, un experimento grande, importante, donde se consiguieron unos hallazgos significativos donde hubo una reducción importante del tumor, en un porcentaje alto, además de un posible establecimiento de memoria inmune celular que evitaría el desarrollo de metástasis en el transcurso de la enfermedad» explica Ana Federica Convit.

La vacuna ideada por el doctor Convit y su Fundación tiene ventajas destacablesel bajo costo de producción y facilidad de preparación. 

La vacuna debe ser personalizada, se trata de una terapia autóloga, que se hace a partir de las células cancerígenas de la paciente. Las células malignas se combinan con la vacuna del BCG y formalina. Ana Federica Convit describe «ese tercer componente es lo que hace que esta vacuna sea realmente efectiva«.

La Secretaria General de la Fundación Jacinto Convit adelantó que están en conversaciones con distintas instituciones nacionales e internacionales, para concretar todo lo relacionado con la ejecución del futuro proyecto clínico. “Es un proyecto que ya está contemplando y se está coordinando” aseguró Ana Federica Convit.

“Aquí la clave está en el protocolo de preparación, en el método de preparación de la vacuna. No hay objetivos lucrativos detrás de la propuesta sino culminar todas las fases experimentales, y hacerlo realidad para una aplicación masiva” detalló Ana Federica Convit.

Foto de El Carabobeño.

Con información de El Universal.


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través del enlace https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram