Inicio NoticiasInternacionales Los detalles de la vida de Joshua Holt en la cárcel

Los detalles de la vida de Joshua Holt en la cárcel

Por Mariana Moreno
73 Lecturas
joshua holtl

Caracas, 4 de junio de 2018. Unas semanas después de su liberación, el estadounidense Joshua Holt dio unas declaraciones al Daily Mail en las que detalla las penurias que tuvo que soportar en sus casi dos años de presidio en Venezuela.

“Fue lo más cercano al infierno que puedan imaginar”, dijo desde su casa en Riverton, Utah. “Somos afortunados de haber salido con vida. Cuando llegué (a esa prisión), estaba aterrorizado y me puse muy enfermo”.

Holt, que fue detenido en Ciudad Caribia, en el apartamento de su esposa venezolana, estaba acusado de posesión de armas y el gobierno venezolano lo tildó de espía de la CIA. Pasó gran parte de su reclusión en El Helicoide. También su esposa, Thamara Caleno.

«Me arrojaron a una celda diminuta, apenas lo suficientemente grande como para caber en ella. Tenía una litera sin inodoro. Tenía que defecar en un periódico en el suelo y orinar en una botella, el hedor era insoportable”, contó el estadounidense, un misionero de la iglesia mormona.

Dijo al periódico británico que no le permitieron ser visitado por su abogado o un representante de su embajada. También que fue golpeado muchas veces y que temía por su vida cada día. Además dio detalles de todos los problemas de salud que debió enfrentar sin gozar de atención médica.

«En los primeros seis meses bajé 60 libras (más de 25 kilos) de peso, tuve bronquitis, sarna, cálculos renales y hemorroides y la única atención médica que recibí fue una inyección de analgésicos”, contó. «Tenía un dolor constante en el estómago y uno de mis dientes se partió en dos. Tuve un dolor de muelas agonizante durante tres meses y ni una vez visité a un dentista ni recibí medicamentos».

Su esposa no lo pasó mejor. Caleno, que viajó con Holt a Estados Unidos en un vuelo privado tras su liberación, dijo que fue torturada en El Helicoide para que incriminara a su esposo en una conspiración contra el gobierno de Nicolás Maduro. Se negó.

“Me torturaron porque no quise firmar un papel”, dijo Caleno a través de un traductor. “Me gritaron e intentaron confundirme para volverme contra Joshua. Solo lloré y lloré. Me pusieron electricidad, metieron la punta de mis dedos en un sacapuntas, me golpearon”.

Ahora viven en Utah con las dos hijas de ella y esperan olvidar este episodio.

Lea también en Punto de Corte: (+VÍDEO) Diosdado Cabello sobre Holt: “Ojalá no le pase nada en EEUU, no cumplió la misión”


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorte, Facebook e Instagram

Artículos Relacionados