Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Por: Javier Vivas Santana

@jvivassantana

Más allá de aceptar o no la tasa de “participación” que reveló el Consejo Nacional Electoral (CNE) del 27,4% en las elecciones municipales de este 9-12-2018, la cual estimo “inflada” en aproximadamente un 10%, por efecto de los votantes de “última hora” que aparecen en procesos de “prorroga” en mesas en donde nunca hubo colas de electores durante la jornada eleccionaria, resulta evidente que aún, cuando tales cifras no dejaran objeto de la duda, la verdad es que al madurismo sólo le queda una malograda maquinaria, cuyos “votos” sólo complementa con el chantaje del hambre sobre los sectores más pobres del país.

Así tenemos que con una abstención oficial del 72,6%, el madurismo ha quedado destrozado como movimiento político al no poder contar ni siquiera con un tercio de participación electoral en estos comicios. Del mismo modo, también es contradictorio, que la oposición conociendo el enorme descontento que existe contra el gobierno de Nicolás Maduro por su pésima forma de llevar al país, llame a la abstención, mientras se demuestra en algunos municipios en los cuales algunos alcaldes llamaron a su militancia para ejercer el voto, el ver cómo ganaron hasta de forma arrolladora, como fue el caso del municipio Maneiro (Pampatar) en Nueva Esparta.

Ante esta realidad somos del principio que si la oposición sigue por la vía “no electoral”, no solamente el madurismo nos impondrá con su ilegítima e ilegal “constituyente” una nueva “constitución” en donde buscan establecer el ansiado “Estado comunal”, es decir, la constitucionalización del neototalitarismo, además de liquidar por completo tanto con la disidencia, así como cualquier forma de libertad política y pensativa, distinta a la que nos gobierna.

Ahora bien, más que la oposición que obviamente necesita de manera urgente una nueva dirigencia política, muy distinta a quienes llaman a la abstención y la ruptura de diálogo entre los propios sectores que adversan a Maduro, el madurismo cada vez que transcurre un evento electoral, sólo observa cómo su capacidad de “convocatoria” disminuye de manera drástica, aunque ahora vengan a establecer analogías históricas sobre cifras de participación en eventos de elección municipal dentro y fuera del país, la realidad está centrada en que si efectivamente el madurismo es un gobierno que sólo produce “felicidad al pueblo”, cómo justificar que ese pueblo tenga que ser llevado en algunos casos a votar con el chantaje de no recibir una bolsa de comida o un pernil, o en su defecto de no hacerlo, perder algún beneficio de tipo social.

Al madurismo sólo le quedan los votos del hambre para intentar haciéndose del poder con una minoría que han convertido de manera omnímoda en un régimen sin contrapesos. Es una barbaridad política por parte de los sectores que adversan al madurismo seguir llamando a la abstención, mientras el país es destrozado en lo económico y social, teniendo lo político como origen. Eso es una pérdida de sindéresis y una aberración histórica en el contexto de soluciones para el país.

Hemos realizado una propuesta seria con una hoja de ruta para aglutinar a la oposición en una sola vía que permita pasar de la defensiva a la ofensiva política¹, y colocar al madurismo en una situación de emergencia electoral, aunque intenten obstaculizar los espacios constitucionales.

Sin duda que la presión de calle, junto con las protestas y marchas ciudadanas son necesarias para enfrentar al madurismo, pero no es la abstención la vía para lograr el final del régimen madurista. Se hace necesario una coalición que tenga clara una visión de corto, mediano y hasta de largo plazo para destruir lo que está destruyendo a Venezuela.

La dirigencia opositora no puede seguir siendo infiel políticamente a la mayoría de venezolanos que rechazan al neototalitarismo. Es de tal magnitud la infidelidad de este sector opositor que son irónicamente los votos del hambre lo que ahora sostienen al madurismo.

***

¹ https://birongo.aporrea.org/ddhh/a271547.html

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí


            Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                                 Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram