Select Page

(Exclusiva) Luis Angarita: El origen de todos los males es el control de cambio

(Exclusiva) Luis Angarita: El origen de todos los males es el control de cambio
Entrevista realizada por: Pavel Mudarra.

Luis Angarita, profesor del área de relaciones económica internacionales de la Universidad Central de Venezuela, con una maestría en economía internacional, analiza la compleja situación del país, así como la influencia de algunas variables políticas que la determinan.

El pago de la deuda, la devaluación del dólar, la escasez de efectivo, el efecto de las sanciones entre otros tópicos  describen una de las crisis económicas más duras, de las que podamos recordar. Así como las expectativas ante un 2018 que no luce nada alentador.

El dólar se ha disparado de una manera preocupante en las últimas semanas. Cuál podría ser la causa.

Desde el control de cambio del 2003, en el mercado de ventas de dólares paralelos, el punto más alto de venta anual, lo encontramos en la primera quincena de noviembre, tiene que ver con que los importadores acuden al mercado negro para pagar sus compras de diciembre, ese es un fenómeno estacionario. También tenemos un fenómeno particular y es que el gobierno ha restringido cada vez más la venta de dólares por el sistema complementario, el gobierno vende el 90% de los dólares a 10 bolívares vía ministerio de alimentación y otros ministerio,  se restringe entonces el dólar que se vende en las subastas entre 5 mil, y 11 mil bolívares, cada vez menos subastas y eso impacta sobre el precio del dólar paralelo.

Además la mayoría de los importadores tienen meses sin acceder al sistema complementario, por lo tanto la escasez de divisas en el mercado aumentó y se genera más presión en el sistema paralelo.

Y el anuncio de la cesta de monedas diferentes al dólar.

Con el argumento de las sanciones el gobierno prometió subastar en una cesta de monedas alternativa al dólar y el euro pero eso nunca ha operado, porque sigues sin tener cualquier divisas, eso simplemente fue una respuesta política a las sanciones.

Tenemos un valor del dólar paralelo muy alto, cuál es el valor real del dólar.

Alrededor de los 3500 bolívares por dólar, porque es lo que digamos la ecuación entre las reserva internacionales y la masa en bolívares, eso te da un valor de 3500 bolívares, en teoría deberías poder comprar en bolívares, lo mismo que deberías comprar con los dólares. Pero mientras tengamos escasez y no se pueda acceder a la divisas eso no va a ser así y si además la tasa por la que el gobierno ofrece los dólares es muy baja,  muy pocas personas van a tener acceso a ese dólar de a diez bolívares, entonces tenemos que muchas otras personas están dispuestas a pagar hasta 40 mil bolívares por un dólar.

El gobierno ha venido pagando los bonos.

Yo creo que el gobierno los va a pagar, porque tiene otra formas de ahorro distintas a las declaradas en reservas internacionales que no las declara, como los fondos de estabilizaciones, el fondo chino, además de la presencia rusa, vino el presidente de la petrolera Rosneft, se dio además una renegociación de la deuda, de manera que el gobierno ha hecho los ajustes para pagar los bonos, yo creo que al menos hasta el 02 de noviembre van a pagar.

Entonces podríamos estar ante un mejor escenario económico.

El escenario venezolano sigue siendo caótico, el tema del efectivo va a ser cada día peor, la demanda de efectivo va en alza porque va en alza la masa monetaria mientras la oferta de billetes desciende porque el gobierno no tiene como importar billetes. Sigues pagando deuda externa pero sigues sin importar las cosas más importantes, medicinas, alimentos, e incluso billetes que es la forma real para el intercambio económico en una sociedad.

La falta de billetes podría generar una crisis de liquidez.

No porque nominalmente vas a tener el dinero en tu cuenta, por eso se crean aplicaciones como el pago fácil para tratar que el dinero electrónico reduzca la presión sobre el efectivo, pero la crisis de billetes va a aumentar porque la demanda va a crecer y la oferta va a disminuir.

La victoria del gobierno en las regionales contrario a lo que se podría pensar no generó confianza, la gente sigue con sus planes de irse, esto presiona también el mercado del dólar.

Las expectativas de la gente son negativas, ya es el cuarto año de recesión económica, el próximo año será el quinto año de recesión económica, estamos perdiendo una capacidad productiva enorme, entonces mucha de esa población se va quedando sin opciones laborales que satisfagan sus expectativas. Las características de la migración venezolana es de profesionales con una gran capacidad productiva, es mano de obra calificada de un buen nivel. Esto se va a convertir en un gran problema para el desarrollo no sólo económico sino para las generaciones futuras.

Ahora la gente está guardando el efectivo.

Puedes tener una gran cantidad de dinero en bolívares pero este pierde valor, el bolívar es un activo que pierde alrededor del 30% de su valor cada mes, así que vas a perder el 30% de tu capital por guardar efectivo. De hecho en el sector académico cuando amenazaron con suspender la validez del billete de 100 porque era contrabandeado, nosotros pensábamos quien en el mundo va a querer un activo que se devalúa tan rápido.

A final de año en cuánto podría estar el dólar.

Ahorita es impensable, si lo estimamos por el nivel de inflación, basándonos en un 30 o 40% mensual, tenemos que para diciembre debería estar entre los 60 y los 70 mil bolívares.

Vienen el pago de las utilidades, los aguinaldos que debería hacer la gente con sus bolívares.

Hay un panorama económico que invita al consumo presente, es preferible consumir en el presente que tratar de ahorrar y consumir en el futuro. Hay un deseo enorme de consumir, pero ese consumo tiene que se inteligente, no vayas a un restaurante porque te quieres dar un lujo, si tienes ese ingreso extraordinario trata de reparar cosas, el carro, la casa, invertir en los pocos activos que tienes, eso te va a permitir preservar algo de riqueza.

El gobierno se siente políticamente fuerte, convocó a las elecciones municipales para diciembre y es probable que las presidenciales las convoque entre marzo y abril del 2018. El gobierno va a quemar todos sus cartuchos ahora que puede maniobrar un poco con la crisis económica, eso nos podría indicar que el 2018 será mucho peor.

En términos relativos hoy estamos mejor de lo que vamos a estar en el 2018 y ya en el tema político el gobierno aprovecha la hecatombe en la que se encuentra la oposición. El gobierno ha ganado elecciones justo en el momento en los que la oposición está más desmoralizada. En efecto yo creo que el gobierno tratará de aprovechar el momento político sabiendo que el tiempo va en su contra, con los días la crisis económica y social se acentúa más.

Se ha dicho que la aplicación las sanciones en países como en Irán comenzó a sentirse a  los tres años, pero pareciera que aquí ya están haciendo efecto.

No estaría seguro de eso, porque el fin último de las sanciones era evitar el acceso al financiamiento para el pago de la deuda o para la renegociación de la deuda. En un escenario tan crítico como este cualquier país buscaría renegociar la deuda, para no sacrificar la calidad de vida de sus ciudadanos reduciendo drásticamente las importaciones. El gobierno ha preferido honrar la deuda y al estar cerrada las opciones de negociación la forma de pagarla es con dinero, sacándolo de todos los fondos que pueda, porque tiene todos los canales de financiamiento cerrados.

Pero no es poco humano eso de pagar deuda sacrificando al pueblo.

Si, pero el dominio comunicacional del gobierno evita que ese debate se habrá al público, la gente debería opinar de eso, entonces el gobierno vería que hacer si sacrificar la importación de alimentos o paga. Si esto fuera un debate publico se le preguntaría a la gente que prefieres; “comer o que paguen la deuda”. La gente va a preferir comer.

En efecto la situación alimenticia de los venezolanos se ha vuelto muy precaria.

Hay organizaciones que están haciendo un esfuerzo muy importante como Provea, Caritas, el Cenda, para determinar esta situación, sus investigaciones arrojan datos importantes como que buena parte de la población apenas está comiendo dos veces al día,  o la disminución del consumo de proteínas, o los hogares donde un miembro de la familia deja de comer para que los otros puedan hacerlo. Esta es una situación real e incluso mucho más dura en las zonas rurales.

Que debería hacer el gobierno para disminuir el impacto de la crisis.

Yo sigo en mi campaña que el origen de todos los males es el control de cambio, el dólar a 10 bs genera una economía irreal, una economía absurda, por ejemplo un litro de gasolina cuesta 6 bolívares, un pasaje de metro 4 bolívares y una harina precocida cuesta 20 mil bolívares, unas brechas que no logran explicarse en el planeta. Imágenes increíbles por ejemplo un camión cisterna de gasolina de bajo octanaje de 30 mil litros vale, 30 mil bolívares, menos de lo que cuesta una hamburguesa. Tenemos grandes distorsiones con una economía con aspectos altamente subsidiados como los servicios básicos, el transporte, pero la población termina pagando esos subsidios a precios altísimos a través de otra parte de la economía basada en el dólar paralelo, donde el acceso a muchas cosas es tan caro, que al final la economía venezolana termina siendo una de las más caras del mundo.  Más aún si vamos directamente contra el poder adquisitivo real del venezolano, para alguien con sueldo mínimo comprar un quilo de harina precocida representa el 10% de su salario, se convierte en algo extremadamente costoso.

Ahora que hacer para comenzar a salir de esa crisis.

La historia muestra que de esas situaciones se sale con un paquete de ajustes, puede ser con un ajuste lineal, no un ajuste radical. Venezuela tiene la amarga experiencia del Caracazo, cuando se tienen años acumulados de economías distorsionadas tratar de equilibrarlo causa un choque de pobreza muy grande, pero se pueden hacer cambios progresivos.

Esos ajustes podrían generar un nuevo Caracazo.

La explosión social no sé, pero la pobreza si. Una gama de productos que están muy caros se van a sincerar en relación con el poder adquisitivo y real de la economía, pero otros servicios y productos básicos también aumentarán exponencialmente, por ejemplo si ajustas el precio del tickets de metro a lo que cuesta normalmente en cualquier parte del mundo que es un dólar, tendrías que llevarlo a más o menos unos 3500 bolívares el viaje, lo estás elevando el 10 mil por ciento, algo que afecta diariamente a la población, imagina si lo emparejas con el paralelo.

Pero cómo salir de toda esta situación.

El mejor ejemplo es el de Argentina, ellos tenían dos años de recesión económica, entienden que las cosas van mal, pero comprendieron que la única forma de salir de ese hueco era con su propio trabajo. En Venezuela nos va a costar más porque como hemos vivido de la renta petrolera, intrínsecamente tenemos una valoración negativa del trabajo, el día que entendamos que es a través del esfuerzo, de ser productivos, eficientes, que vamos a vivir de nuestro trabajo, podemos enrumbarnos, un aprendizaje que nos puede costar un cambio generacional.

Sin embargo yo tengo la esperanza en la implementación de políticas de ajuste estructural, la experiencia nos dice que en aquellos países dónde se han hecho se generó un incremento de la pobreza, con un punto de partida muy bajo, pero en el corto plazo comienza a superarse esa situación, con niveles de crecimiento interanual enormes, alrededor del 10%, sostenido por varios años, con oportunidades de trabajo para todos.

El Fondo Monetario Internacional dice que estaría dispuesto a auxiliar a Venezuela, como podemos interpretar esa afirmación.

Ilustra la realidad que tiene el gobierno de la necesidad de financiamiento externo, si el gobierno estuviese dispuesto a acceder a ese financiamiento podría resultar en un auxilio para la población afectada por la crisis, pero a la larga el gobierno prefiere buscar mecanismos alternos de financiamiento por eso recurre a Rusia y a China. El FMI está diciendo Venezuela necesita ayuda, nosotros estamos dispuestos a prestarle, siempre y cuando el gobierno genere unas políticas de equilibrio, que ajusten el paquetazo que implica reducción de gastos, ajustes fiscales, la liberación de toda la economía, por cuanto estas reformas permiten un sistema de garantías que implique una recuperación de forma rápida.

Están Rusia y China otorgando dinero líquido a Venezuela.

Rusia claro que si, ellos están desarrollando negocios poco transparentes que implican cada vez mayor control de la faja petrolífera del Orinoco, más control operativo y más avances de producción, acciones que toma Rusia buscando frenar la caída de la producción con la idea de garantizar un retorno de lo prestado, además de las negociaciones hechas para la adquisición de equipo militar  por parte del gobierno venezolano. Gran parte del interés de Rusia en Venezuela es que es un buen cliente. Además el prestamista genera condiciones, yo te presto pero cómprame esto.

Desde esta perspectiva el 2018 no luce nada alentador.

Yo creo que el gran nivel de rechazo al gobierno se va a mantener, la ganancia que ha tenido el gobierno no es ser una opción política, al contrario es eliminar a las opciones políticas diferentes al chavismo, en la medida en que la oposición no tenga un líder representativo de la sociedad el chavismo gana por forfait. Aunque viene victorioso el gobierno sabe que enfrentar unas elecciones presidenciales con el alto nivel de rechazo y bajo los efectos de una crisis económica que no va a mejorar es un gran riesgo, sin embargo saben también que si dividen a la oposición podrían ganar. Ahora si la oposición no logra crear un proyecto incluyente facilitará las condiciones para que el chavismo salga victorioso. Aunque esto implicaría un mayor aislamiento, no seríamos una segunda Cuba, sino algo como Corea del Norte.

Pero Corea del Norte tiene un aparato productivo que le permite sobrevivir.

Sobrevive porque tiene socios importantes como Rusia y China, tiene algo que venderles y ellos le compran y siempre será un interés satélite de esas potencias. Venezuela representa también un interés en Latinoamérica de esos dos países, ahora es importante saber que piensa la región de tener en la zona una influencia Rusa fuerte a través de Venezuela.

Cómo prepararnos para lo que pueda venir en el área económica  una vez pasen las presidenciales.

Si ganas en Bolívares estarás condenado a la miseria, puedes ganar millones pero ese es un activo que todos los días pierde valor, a los que puedan y tengan la manera, deben tratar de ganar en divisas. Pero en general debemos prepararnos para una hiperinflación como la que nunca hemos vivido, lo que implica la perdida progresiva de nuestro poder adquisitivo.

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...