Caracas 11 de marzo de 2019.- La noche del lunes, durante una cadena que pocos vieron, porque no hay electricidad ni ABA en la mayor parte de Venezuela, un sudoroso Nicolás Maduro hizo un curioso llamado a lo que él llamó: “todo el poder social, todo el poder popular”.

Hablando desde Miraflores, en un escenario perfectamente iluminado, dijo lo siguiente: “A todo el poder social, a todo el poder popular, a los consejos comunales, a las comunas, a los CLAP, a las UBCH, a las RAAS, y a los colectivos: Llegó la hora de la resistencia activa”.

El llamado de Nicolás Maduro ha sido bastante curioso, porque físicamente se le vio sudoroso. Además hizo referencia a toda la estructura de control social del partido socialista unido (PSUV). Luego de mencionar a los consejos comunales y comunas (que están controlados casi en su totalidad por el PSUV), detalló dentro de ellos:

  • A los CLAP: Que son equipos del PSUV para el control político de la venta de alimentos subsidiados;
  • A las UBCH, Que son unidades de electorales y de propaganda del PSUV;
  • A las RAAS: Que son grupos de inteligencia para el control social de vecinos;
  • A los colectivos: Que son grupos paramilitares armados al servicio del PSUV.

El llamado a “los colectivos” ha sido además una clara confirmación a algo que durante muchos años ha negado el PSUV, y es “su control directo” sobre los grupos paramilitares que reciben ese nombre. En diversas ocasiones en que estas bandas delictivas han asesinado a ciudadanos o cometido otros graves delitos, la dirigencia del PSUV negado tener control sobre ellos. El llamado de Maduro este lunes, dejó claro que ese control largamente negado, existe.


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram