Artículo escrito en exclusiva para PuntodeCorte.com

Por: Javier Vivas Santana

@jvivassantana

Definitivamente el madurismo está fracturado. De hecho, ver que un 24 de Junio, en el aniversario de la Batalla de Carabobo y Día Nacional del Ejército venezolano, no sólo sea suspendido el desfile militar correspondiente, sino sustituido éste por una “parada militar al amanecer” como la definió el propio Nicolás Maduro en su discursillo de rigor, y además notar la ausencia de Diosdado Cabello – por aquello de que si algo le pasa a uno de ellos quedaría el otro con el poder – en tal evento, no sólo es la muestra de la fractura de la cúpula del poder, sino que la misma ha llegado hasta la Fuerza Armada.

Es más, que ni siquiera Vladimir Padrino haya podido mencionar palabra alguna en tal “evento”, bajo la excusa de que por ser “día de ejército” sólo le corresponde hablar al comandante de tal “fuerza”, es otro revelador hecho que deja constancia que tanto la fractura militar como civil en el seno del madurismo ha llegado en inmensos niveles de nerviosismo, que Maduro sin temor a equivocarnos ya no confía en el alto mando militar.

Que el madurismo ahora realice los eventos “militares” sin la presencia del pueblo, civiles, medios de comunicación, y sólo acompañado de los llamados milicianos, y en este caso, sin mostrarnos el armamento, así como la última tecnología militar que tiene el ejército para enfrentar una supuesta invasión, es parte de que el discurso de fidelidad y lealtad de la Fuerza Armada Nacional (FAN) se quedó en las palabras, porque la praxis revela que ese madurismo teme que en cualquier acto militar con semejantes connotaciones de organización, termine por generar una situación que podría no sólo resultar indeseada para su cúpula, sino que pudiera derivar en una auténtica rebelión militar y civil, y no precisamente orientada por un inesperado dron que al final también demostró el cómo esos mismo milicianos fueron los primeros que huyeron de la concentración que supuestamente brindada obediencia, disciplina y subordinación al “comandante en jefe”.

Además ver a un Maduro tratando de aplicar una seudoanalogía entre su discurso y lo que sería el bicentenario de la Batalla de Carabobo en 1821, al establecer la relación entre el discurso de Bolívar en aquel Congreso de Angostura de 1819 y el mencionado hecho histórico que selló nuestra independencia dos años después, es otra burda manipulación histórica que intenta apaciguar el descontento en el sector castrense, como queriendo decir, palabras más, palabras menos, “estamos es crisis, pero en dos años, tendremos todo bajo control”, es otra de las hipocresías que Nicolás Maduro busca desesperadamente influir en los sectores más críticos y cercanos de Miraflores, que aunque intenten demostrar fidelidad absoluta al usurpador del poder Ejecutivo, lo cierto es que lo sucedido en este evento, es posible que hasta el resto de la cúpula madurista lo desconocía, y por ello la ausencia de muchos rostros en tal “parada militar”.

Ante lo sucedido el 24 de junio, ¿qué ocurrirá el próximo 5 de julio, día en que las fuerzas opositoras han convocado una concentración y marcha contra el régimen? ¿Será que el material bélico fue “descansado” en el día del ejército, para mostrarlo en esa próxima fecha? ¿O será que en esta oportunidad el desfile militar con motivo de la independencia política de 1811, se realizará en los alrededores de Miraflores, partiendo ésta desde Fuerte Tiuna? ¿O veremos algo similar con otra “parada militar”?

Nicolás Maduro y el madurismo están fracturados en toda su cúpula. En la medida que avance el tiempo las grietas del poder terminarán desmoronando lo poco que les queda en un cúpula militar que vergonzosamente celebra un “aniversario” de su fuerza más antigua con más pena que gloria, y un pobre discurso del Comandante General del Ejército. Verbigracia, el mensaje desnuda la realidad de infidelidad militar que está en el ambiente político. Ya vendrá el 5 de julio ¿Se repetirá la historia de este “día del ejército”?

Puede leer otras publicaciones de Javier Vivas Santana haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram yYouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram