Caracas, 13 de marzo de 2019. Este miércoles circuló un comunicado en el que el equipo de médicos del hospital de niños J.M. de los Ríos hacen una serie de exigencias.

En el documento los médicos rechazaron a prohibición de entrada y agresiones de las que fueron víctimas tanto especialistas del centro como el arzobispo de Caracas, Tulio Ramírez.

Este hecho fue propiciado por “personal ajeno a la institución de salud con la aprobación de la directora del hospital”. Este cargo lo ejerce Natalia Martinho.

En tal sentido exigen “se tomen medidas que garanticen la seguridad (…), el suministro oportuno, continuo y suficiente de agua, medicamentos, material médico quirúrgico y una dieta balanceada”.

También destaca la exigencia a que se garantice el funcionamiento de las plantas eléctricas y los sistemas de alimentación eléctrica. Aclararon que ambas cosas permanecieron operativas en las unidades de terapia intensiva y negaron que hayan tenido que referir a pacientes de terapia intensiva a otros centros de salud.

Por último, en el comunicado los médicos piden que se aclare por qué se originó la interrupción del servicio eléctrico desde el jueves y que las autoridades correspondientes ofrezcan información precisa sobre las medidas para restablecer la electricidad.

Lea también en Punto de Corte: Barclays y Nomura advierten que con apagón sistema político en Venezuela entró en “fase final”

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram