Caracas 19 de septiembre de 2018. Una encuesta de Meganálisis publicada el lunes, halló que el hambre es el centro del malestar en el país. Cuando se les preguntó acerca de sus hábitos alimenticios semanales, el 30.5 por ciento dijo que a menudo comía solo una vez al día.

Otro 28.5 por ciento informó que comía “nada o casi nada” al menos un día a la semana. En total, el 78.6 por ciento reportó problemas con la alimentación.

El vicepresidente de Meganálisis, Rubén Chirinos Leañez, dijo que la incapacidad del gobierno para satisfacer las necesidades básicas ha abierto las puertas a opciones que hubieran sido impensables hace solo unos años.

«Hay un nivel de desesperación y desesperanza en el país que hace que la gente diga ‘Recibamos ayuda, no importa cómo entre o de dónde venga», dijo.

A la hora de buscar una solución a los problemas del país, un 84.3 por ciento de los encuestados favorecería una “intervención” multinacional si con ello llegaban grandes cantidades de alimentos y medicinas al país. Y el 20.5 por ciento, o el equivalente a 6 millones de personas, dice que dejará la otrora rica nación sudamericana si el gobernante Nicolás Maduro permanece en el poder y la situación económica no cambia.

La encuesta parece contradecir otros estudios que muestran que los venezolanos están abrumadoramente en contra de una incursión militar extranjera. Pero Chirinos argumenta que si se considera que esa fuerza multinacional pudiera ser una forma de entregar ayuda humanitaria rápida y eficientemente, entonces se vuelve aceptable.

Lo que está claro, sin embargo, es que el hambre es uno de los principales factores que ha obligado a 1.6 millones de personas a huir desde el 2015, según las Naciones Unidas.

Y el informe de Meganálisis sugiere que esas cifras podrían aumentar drásticamente.

Cuando se les preguntó a los venezolanos qué harían si Maduro sigue en el poder y la situación económica del país no cambia, el 34.7 por ciento dijo que permanecería en el país tratando de capear la crisis. Pero el 20.5 por ciento dijo que se iría. En una nación de 30 millones de personas, eso podría significar otros 6 millones de venezolanos que se van. El resto dijo que se “uniría a la resistencia” o participaría en protestas en las calles.

De ellos, el 15 por ciento dijo que planeaba abandonar el país antes de finales del 2018 y el 32 por ciento dijo que planeaba partir en junio del 2019. Colombia, Perú, Ecuador y Chile fueron los cuatro destinos más citados.

“Cuando tienes tantas personas dispuestas a renunciar a todo y comenzar de cero en otro país, puedes imaginar el nivel de desesperación y desesperanza”, dijo Chirinos.

El gobierno afirma que no hay hambruna y que sus enemigos planean una invasión militar aparentando una intervención humanitaria.

Meganálisis encuestó a 1,100 personas en 16 de los estados más poblados, con un margen de error de 3.3 por ciento.

Lea también: (+DESGLOSE) CENDAS: CANASTA BÁSICA FAMILIAR AUMENTÓ A BS F 2 MILLARDOS EN AGOSTO

Con información de Meganálisis


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram