Caracas, 1 de noviembre de 2018.

Por: Tony Rivera Chávez*

@otelo_calas1 

En la década de los sesenta del siglo pasado, cuando cursaba bachillerato en una tranquila noche caraqueña y visitaba una radio del PCV  ubicada cerca a  mi zona residencial (Callejón Pedroza,La Florida) hice contacto visual con el “catire Teodoro» el cual en una rueda de camaradas hablaba sobre Política, de tal forma que no dejaba rendijas abiertas para la disidencia por su poder convincente  y racional. Posteriormente como delegado  a una Asamblea Nacional de Estudiantes  efectuada en la UCV  nuevamente sentí  la fuerza de Teodoro cuando esta vez se trataba de defender la autonomía  universitaria y allí estaba la voz de la resistencia arengando el combate.

Al tiempo, Teodoro, tomó el camino de la denuncia contra el Imperio Soviético y la invasión a Checoeslovaquia, lo cual además, les costó el repudio del Castrismo Cubano ya hundido en la dependencia hacia el amo poseedor de los dólares, armas y su sostén internacional.

Hasta clamaron por su eliminación física. Así seria de importante la respuesta de este dirigente revolucionario que el propio Presidente del Imperio (Leonev Bresnev) tomo el caso como algo de gravedad extrema para dejar claro la importancia y el valor intelectual del denunciante. Lo acusaron de renegado. Al final el preclaro Teodoro tuvo la razón y el invasor ruso a la larga  salio de todos esos países ocupados para dejar en el ambiente odio hacia esas practicas criminales Imperialistas.

Llegando en este recuento a los años ochenta iniciándose los noventa, siendo funcionario del MinHacienda, tome la decisión de enfrentar  la mafia allí presente que se había constituido en el Poder Real y dominante en esta institución. Siendo Inspector General de Hacienda (IV) con facultades legales para investigar, empece una tarea de denuncias y actividades  contra el problema.

La respuesta fue una demanda por difamación al mejor estilo de las Tribus Judiciales de la época. Una fotocopia de un artículo de prensa y un demandante (funcionario del MinHacienda) aceptada por una juez, sin más ni menos para llevarme a la cárcel. El juicio caminaba y parecía que no tenia escapatoria. El catire tenía un Programa de Radio en horas del mediodía, lo llame y le explique la situación. Sin dudas, ni extravíos me puso a personas de su confianza a la orden.

El diputado Luis Manuel Sculpi se convirtió en contacto clave quien me presento a su vez a un Inspector de Tribunales (El Gato Fuentes) quien fue mi auxilio legal para desbaratar la injusticia. El tal juicio se hundió en la nada bajo la fuerza de la verdad, para quedar agradecido eternamente, porque debo decir, que en esta lucha contra la corrupción todos le sacaban el cuerpo al compromiso y la solidaridad.

Luego, uno de estos personajes acusadores y en especial a uno que apodaban el Lagarto Preña’o por su figura, llego al MinAgricultura y contacte a Teodoro para hacerle la observación en un gobierno donde él era Ministro de Cordiplan (Caldera II) y este le dio curso a la información pero el Ministro copeyano engaveto el asunto para que la Delincuencia Fiscal Organizada se expandiera con rigor hacia este organismo, que a decir verdad, estaba en manos de los corruptos desde siempre.

El caso para mi es que Teodoro nunca evadió esa responsabilidad como Político, de actuar contra los corruptos y sus métodos, lo cual dejo constancia, para lamentar que mi enlace con él en esa lucha llego tarde, porque de haberlo hecho tiempo atrás, mucho se hubiera salvado de los Fondos Públicos para el bienestar popular.

También debo reconocer su confianza cuando me comunicó su deseo de llevarme al cargo de Director General de Inspección y Fiscalización del MinHacienda, pero a sabiendas de lo que eso significaba para quien se había enfrentado a una estructura  corrupta y poderosa imposible de ser destruida  desde una sola posición administrativa, no le tome la palabra como para insistir  en el tema. Agradecido por siempre hacia quien fue salvavidas en momentos de angustia para mi y mis familiares.

Sin duda Teodoro fue un honesto activo. Paz a sus restos.

Economista egresado de la UCV – año 1.972  

Correos electrónicos: profetanoskagamus@yahoo.com / guaripeterojo@outlook.com 

Puede leer otras publicaciones de Tony Rivera Chávez haciendo clic aquí


          Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                                 Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram