Select Page

(Opinión) Micro análisis del día “D”. Por Jesús Seguias

(Opinión) Micro análisis del día “D”. Por Jesús Seguias

Caracas, 7 de octubre de 2018.

Por: Jesús Seguias *

@JesusSeguias

1. Otra vez vuelve el dilema opositor de votar o no votar. En primer lugar hay que decir que nadie (ni quienes piden ir votar ni quienes piden no ir a votar) actúa de mala fe. Todos lo hacen a partir de sus propios paradigmas de cómo confrontar a un gobierno que juega duro, a un gobierno que actúa sin escrúpulos. Todos, todos absolutamente todos estamos de acuerdo en que es necesario producir un cambio de gobierno lo antes posible en Venezuela porque los venezolanos (tanto los que están a fuera como los que están adentro) están pasando por sufrimientos inimaginables.

2. Aun se sigue debatiendo de manera equivocada si la votación es fraudulenta o no, si va a generar por sí misma el cambio (como ocurrió en Chile y tantos otros países) o simplemente va a convalidar al gobierno de Nicolás Maduro. No. No están entendiendo. El punto es que cualquiera elección es una ocasión más para la lucha y la protesta. Todos los escenarios, todas las rendijas deben ser aprovechadas al máximo. Ninguna descarta a la otra. Protestas, presión internacional, la guerra de las redes, elecciones, huelgas, hablar y denunciar, todos son escenarios de combate. El cambio en Venezuela pasa por la combinación de todas esas vías. No hay UNA VÍA.

3. ¿Qué pasaría si el gobierno hace fraude luego de la asistencia masiva de un pueblo que decidió salir a votar en contra suya? Pues bingo, ese día será la oportunidad de oro para expresarse masivamente en la calle y poner a prueba los músculos de quienes vienen propiciando la rebelión civil. El gobierno se lo habrá buscado por su propia actitud anti democrática. Será el reclamo legítimo (en las calles y no en las redes) de quienes se sienten burlados. 

4. ¿Y qué pasará si el gobierno se encuentra con unas fuerzas armadas que esta vez decida no salir a reprimir (escenario altamente probable)? Esta pregunta denota su propia respuesta.

5. ¿Y qué pasaría si Nicolás Maduro, luego de una evidente asistencia masiva a las urnas de un pueblo determinado a decirle que no lo quiere más en el gobierno, decide negociar una salida ganar-ganar? Este escenario es altamente probable y es refrendado por el caos interno en las fuerzas chavistas y el creciente descontento de los hijos de Chávez, por las inocultables fisuras y descontento en la FANB, por una descomunal crisis de gobierno, y por un estado de conmoción nacional por hambre, muerte y éxodo.  

6. Nada de lo que diga y haga la oposición legitima o deslegitima al gobierno. Es una necedad seguir discutiendo eso. Ellos tienen poder para darle “legitimidad”, y obtener reconocimiento a su gobierno… y punto. Nicolás Maduro acaba de ir al corazón del “imperio” a hablar como presidente legítimo de Venezuela. Así es reconocido internacionalmente, independientemente de las denuncias de fraude con que fue electo el 20 de mayo pasado. Ellos hacen lo que les da la gana porque tienen suficiente poder de coacción para hacerlo (así sea un poder menguado, pero superior al de la oposición interna). Y eso es lo que vale en esta pelea. La balanza de los poderes es una herramienta imprescindible en la política. No saber contar los cañones en un error capital tanto en la guerra como en la política.  

7. Derrotar a un gobierno como éste va más allá de las banderas de la justicia y de la razón. Se requiere de saber maniobrar con astucia, de aprovechar toda rendija que deje el adversario, de acosarlo en todos los frentes, y hasta de saber negociar cuando está claro que nadie puede pulverizar al otro. Quien no entienda esto, con el mayor respeto debo decirle que aun no comprende el escenario que maneja, y aun no entiende mucho de política. Y se seguirán perdiendo batallas vitales y quizás decisivas. 

8. Estos escenarios son la prueba de fuego para los políticos de verdad verdad. Si no salimos a votar, el gobierno habrá ganado legítimamente. Y eso es lo que vale en la lucha por el poder. Si, en cambio, toda la oposición decide salir a convocar al país a expresar su rechazo al gobierno a través del voto (en cualquier referéndum o elección nacional que se avecine) el pueblo venezolano va a responder y la comunidad internacional lo abrazará eufórica (seguir esperando a los marines o a soluciones externas es ignorar la realpolitik internacional). Unidad, convicciones, y una poderosa narrativa serán la clave. Ese será el día que muchos están esperando…

También le puede interesar leer: Luisa Ortega Díaz propone una enmienda constitucional


                      Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte                 Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones