Caracas, 4 de agosto de 2018. Al menos 25 empleados de dos hospitales de la ciudad de Masaya, Nicaragua, fueron despedidos “sin causa justificada”, denunciaron los afectados que argumentan que la medida es una represalia contra el personal de salud que brindó atención a protestantes antigubernamentales que resultaron heridos por ataques de civiles armados encapuchados y fuerzas policiales.

Se conoce del despido de 15 médicos y enfermeras en el Hospital Humberto Alvarado, más 10 trabajadores del centro de salud de Monimbó, barrio en el que el 17 de julio la Policía Nacional y civiles encapuchados armados entraron a desmantelar las barricadas que mantenían ciudadanos protestantes.

Lea también: CIDH reportó 264 muertos y 1.800 heridos en protestas en Nicaragua

“Participar en las marchas, nos costó nuestro puesto de trabajo; no queremos estar bajo un régimen que continúa asesinando y capturando al pueblo, queremos ser una voz que se alce en contra de la injusticia que estamos viviendo, para que haya paz en Nicaragua”, declaró el doctor Miguel Ángel Sandino, luego de recibir su carta de despido.

La doctora Martha Valladares afirmó que la medida tiene un trasfondo político. “Podrán sacarnos del hospital, pero callarnos, eso no lo harán nunca”, enfatizó.

“Nosotros hemos hecho nuestro trabajo con excelencia, no nos dan explicaciones del despido, lo que ellos (las autoridades del hospital) sostienen es que ya no necesitan más de nuestro servicio. Nos vamos con nuestra conciencia limpia, porque nunca matamos a nadie, como lo están haciendo ellos”, expresó la doctora Valladares.

Con información de El Nuevo Diario


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram