Caracas, 23 de abril de 2018.-/ Nicmer Evans, integrante del Frente Amplio Venezuela Libre y crítico del gobierno de Nicolás Maduro, dijo este lunes en el foro “El Chavismo en la Actualidad”, conducido por César Miguel Rondón en el Circuito Éxitos, que la pugna interna en el Psuv no es ideológica, sino que tiene motivaciones económicas y de mantenimiento del poder, como en un pranato.

Comparó el conflicto con una lucha entre pranes que se pelean por los espacios institucionales, de territorialidad y de recursos económicos.

“En este pranato la cárcel es Venezuela”, aseguró Evans. En el caso de los dirigentes del Psuv en un primer plano ellos son como pranes, que van demarcando sus propios territorios, en medio de estas peleas y negociaciones algunos van quedando en el camino.  Esta pugna  va a seguir, todo por el interés del control de lo que va quedando de la renta petrolera”.

“La única forma de que Venezuela deje ser la cárcel de este pranato es una ingesta libertaria”, señaló el politólogo y vocero del Movimiento por la Democracia y la Inclusión, que precisó que es necesaria la participación de todos los sectores de la sociedad venezolana para conseguir una salida.

También participó en la entrevista Héctor Navarro, ex ministro de Educación en la presidencia de Hugo Chávez y miembro de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, quien también ha sido crítico con el gobierno de Nicolás Maduro.

Navarro coincide con los planteamientos de Evans acerca de las motivaciones en la crisis interna del partido de gobierno.

“En el Psuv no hay un conflicto ideológico, sino un conflicto de intereses. Se pelean por ver quien le pone la mano a la renta petrolera, a la renta minera, quien se apropia de los recursos, de lo poco que queda. Se trata del capitalismo que lucha a lo interno y externo por sus intereses”, señaló Navarro.

“Hay conflictos internos y estos afloran en esta discusión. Sale Somos Venezuela e inmediatamente sale esta jornada de carnetización del Psuv o reinscripción (…) Es un enfrentamiento entre Maduro y Cabello, pero también el vicepresidente Tareck El Aissami y Elías Jaua. Serían cuatro o cinco factores visibles más”, comentó.

También cree el ministro que si intentan imponer un resultado electoral el próximo 20 de mayo puede haber serias consecuencias, como un desenlace violento que lleve al poder a un régimen de derecha.

Ambos pusieron en duda la cifra de inscritos en el Psuv. Afirman que en su mejor momento nunca tuvo más de tres millones de militantes y que las cifras se inflaron para mentirle a Chávez.

 

Lea también en Punto de CorteEVANS PROPONE AL FRENTE AMPLIO ELEGIR UNA ESTRUCTURA DE LIDERAZGO CON NOMBRE Y APELLIDO PARA LA TRANSICIÓN