Select Page

(Opinión) No podrán…Por Rafael Hernández

(Opinión) No podrán…Por Rafael Hernández

Caracas, 6 de noviembre de 2018.

Por: Rafael Hernández. 

Muchas veces, voceros de la calle, fuentes de las redes sociales o –incluso- analistas sesudos, sostienen una hipótesis negativa: “aquí lo hemos hecho todo y –a pesar del esfuerzo desplegado- un sistema tan negativo  para el país, con tan pésimos resultados en los servicios públicos, tan nefasto para la vida cotidiana de los venezolanos, se mantiene;  son expertos –en eso- mantenerse en el poder”

Frente a un análisis tan definitivo, con consecuencias directas para la vida ordinaria de todos (menos los enchufados), para muchos las salidas son emigrar o bajar la cabeza haciendo lo que se nos ordene desde un gobierno con menos del 15 % de popularidad.

No es posible asumir ese análisis, mucho menos las consecuencias directas.

En otros países, donde sistemas autoritarios y sin relación con lo ordinario y las consecuencias para sus ciudadanos se instalaron lo lograron porque no había cientos de miles de personas, todos los días, gestionando actividades vinculadas a lo social, a lo ordinario, mucha gente, haciendo cosas.

Escojamos algunos sectores y procuremos realizar una evaluación de estos esfuerzos:

ALIMENTACIÓN

Miles de esfuerzos se realizan para logran un mejor abastecimiento, desde iniciativas de varias familias por adquirir al mayor algunos alimentos hasta un Movimiento Cooperativo Venezolano que a pesar de las dificultades, a pesar de un contexto adverso promueve salidas en el abastecimiento.

SALUD

Mucha gente, en todo el país,  desde ámbitos eclesiales, sociales o cooperativos asumen la atención a la salud procurando menores precios o incluso algunos lo hacen totalmente gratuitos por la gestión directa de los profesionales del área o por financiamiento maravillosos del Bono de la Salud o alguna empresa que los patrocina.

SERVICIOS PÚBLICOS

Hablar de los servicios públicos en el país es terrible, siempre hay sectores que “sabotean”, animales de distinto porte que comen cables, rompen tuberías o impiden que los cables para comunicarnos se mantengan enteros.

Frente a esto, no solo el reclamo ordinario y siempre reiterado porque ellos sean debidamente brindados, sino que para algunos, la gestión directa, el análisis de alternativas y la implementación de medidas directas por la propia comunidad, se han ido asumiendo. Muchas amparándose en leyes de los servicios públicos.

CULTURA

Quién no conoce, un coro, un espacio de enseñanza del dibujo, una clase ordinaria de cuatro, guitarra. Quién no conoce un grupo de danza folklórica o un grupo de teatro en nuestras zonas. Casi todas ellas, sin financiamiento desde el gobierno.

EDUCACIÓN

Desde organizar una escuela, cada vez más difícil, en torno a una comunidad hasta promover cursos para reparación de materias, clases de matemáticas, o cualquier materia clave en las comunidades.

Entre otras áreas donde todos los días, sin descanso, millones de esfuerzos, procuran resolver, paliar o impedir que nos aplaste la realidad.

Por estas cosas concretas, desarrolladas por la sociedad civil en cualquiera de sus versiones y opciones, este país tiene futuro. La misma sociedad, cada minuto promueve salidas, alternativas.

En consecuencia, esas consecuencias anunciadas o profetizadas por un análisis sencillo, no podrán ser posible mientras exista gente de la misma sociedad procurando impedir que nos quedemos en un rincón, sin hacer nada, frente a necesidades no atendidas por un gobierno que no tiene su oído en la calle y sus necesidades.

No podrán…

Correo electrónico: jrhernandez381@gmail.com


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte   
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones