Caracas 22 de marzo de 2018-.La mañana de este miércoles, Edison Arciniega, director ejecutivo de la ONG Ciudadanía en Acción, consignó un documento ante la Vicepresidencia Ejecutiva de la República exigiendo la reactivación de la industria química nacional, destacando que la paralización de la misma termina estimulando la evolución negativa de los indicadores nutricionales del país.

Al ser abordados por los medios de comunicación a su salida de dicho ente, el portavoz reiteró que el centro de la industria venezolana es la industria química, y a su vez el centro de esta es Pequiven. “Sin Pequiven, sin la industria química no hay fertilizante, ni urea, no hay requerimientos necesarios para que se siga produciendo el campo venezolano tal y como lo conocemos. Sin Pequiven no habrá agricultura tanto animal como vegetal a gran escala y con grandes rendimientos”, enfatizó.

Tras cuestionar que durante los últimos años en el país ha caído la superficie sembrada en aproximadamente cuatro millones de hectáreas por falta de fertilizantes y funguicidas, el máximo representante de Ciudadanía en Acción alertó que sin la industria química no hay polímeros que son indispensables para la producción de envases. Sobre este mismo punto, detalló que la inacción del sector químico también trae como consecuencia la escasez de químicos para prevenir pestes y plagas que afectan tanto a los animales como a las plantas.

“No tenemos los aceites requeridos para el funcionamiento de la maquinaria. Esto es una paradoja terrible, el país que fue el mayor exportador de productos químicos del hemisferio, el mayor exportador de urea, de precursores de detergentes; hoy no tiene ni urea, ni precursores de detergentes, ni lubricantes y esto se debe fundamentalmente a la parálisis de Pequiven y de la industria química”, sumó.

Subrayando que el país más de 300 mil niños están marcados por la desnutrición aguda, y existen más de millón y medio de ciudadanos afectados por la desnutrición aguda; el dirigente apuntó que si el estado venezolano quiere resolver la crisis nutricional de los venezolanos, lo primero que tiene que hacer es apostar a la reactivación de la industria química porque sin industria química no puede haber producción, y sin producción no existe la seguridad alimentaria, y sin seguridad alimentaria no habrá capacidad de revertir el avance de la desnutrición.

Antes de finalizar, destacó su preocupación por la ausencia, en el acuerdo marco establecido entre Venezuela y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi), de la cooperación del resto de las Naciones Unidad para atender la crisis nutricional que hoy padece Venezuela y que se encuentra en tendencia francamente negativa.