Caracas, 06 de enero de 2018/.- El Papa Francisco pidió este domingo a los líderes europeos que dejen de discutir por el destino de 49 migrantes atrapados en dos barcos de rescate humanitarios en el Mediterráneo y que les ofrezcan refugio.

Así lo pidió en un discurso ante decenas de miles de personas en la Plaza de San Pedro al final de la celebración de la Epifanía, Francisco.

“Hago un sincero llamamiento a los líderes europeos para que den muestras concretas de solidaridad con estas personas”, dijo Francis.

Ellos están “buscando un puerto seguro donde puedan desembarcar”, dijo.

Treinta y dos personas están a bordo del Sea-Watch 3, un barco de un grupo humanitario alemán, que los rescató de un bote inseguro en la costa de Libia el 22 de diciembre. El pasaje incluye tres niños pequeños y cuatro adolescentes.

Otra nave, también del grupo Sea-Eye, lleva a 17 personas rescatadas el 29 de diciembre.

La semana pasada, casi dos docenas de grupos humanitarios, entre ellos Amnistía Internacional y la Organización Internacional de las Naciones Unidas para las Migraciones, pidieron a la Unión Europea que ofrezca un puerto a ambos buques.

La vocera de la Comisión Europea, Mina Andreeva, señaló hace dos días en Bruselas que ese órgano realiza gestiones con algunos países miembros ‘dispuestos a encontrar una solución’ y precisó que no habrá comentarios hasta que los hagan los países involucrados.

Por su parte, el viceprimer ministro italiano Luigi Di Maio, se pronunció a favor de recibir en este país a las mujeres y niños, con el argumento de que no deben continuar en el mar como rehenes ‘del egoísmo de los Estados europeos’ y pidió que Malta les permita desembarcar y los envíe a Italia.

Sin embargo, el otro viceprimer ministro, Matteo Salvini, rehusó recibir a los migrantes y limitó la eventual ayuda a medicinas, alimentos y ropa, al tiempo que reiteró la necesidad de enfrentar el tráfico de personas y aseveró que con menos salidas desde los puntos de embarque habrá menos muertos en la travesía.

Por su parte, la portavoz de Sea Watch en Italia, Giorgia Linardi, dijo a una radio local que esa organización no gubernamental se opone a separar a las personas a bordo, por lo que las mujeres y los niños no desembarcarán sin sus familiares.

Con información de Reuters y TVSantiago

Puede leer en Punto de Corte: