Caracas, 21 de noviembre de 2018. Una infección bacteriana acabó con la lucha contra el cáncer que Rolianmerys Hernández tenía casi ganada. La falta de antibióticos en el J. M. de los Ríos la sentenció a muerte.

Hernández, de 9 años de edad, estaba en fase de remisión de una leucemia linfoblástica severa tras haber respondido a la quimioterapia.

Sin embargo, presentó una neutropenia severa (niveles anormalmente bajos de un tipo de glóbulos blancos) y adquirió una infección bacteriana severa. Los antibióticos que la hubieran salvado no estaban en el inventario del J.M. de los Ríos.

“El hospital carece de Meropenem y Vancomicina, dos antibióticos de amplio espectro para tratar infecciones severas. Esta escasez se ha mantenido durante todo 2018 y el poco suministro que recibe el centro de salud llega de forma irregular y a cuentagotas”, denunció el portal Efecto Cocuyo.

“Los padres se movieron para poder conseguirle las quimios, por eso fue que tuvo su tratamiento. En el hospital no las había”, indicó Susana Pachano, jefe del servicio de Hematología, a Efecto Cocuyo.

“¿Pero cómo iban a hacer para conseguirle el antibiótico. Cuando un paciente presenta una neutropenia no se puede esperar, el antibiótico tiene que estar aquí, en el hospital. Los padres no tienen que salir en la medianoche a ver dónde lo consiguen”, continuó.

En el portal detallaron que la muerte de Hernández se sumó a la de la pequeña María Gabriela Reyes, de 7 años y también del servicio de Hematología y con leucemia, que falleció el 27 de octubre.

En el centro asistencial no cuentan con los recursos para administrar quimioterapia a sus pacientes hasta nuevo aviso.

Con información de Efecto Cocuyo

Lea también en Punto de Corte: Personal del JM de los Ríos trancó la Av. Vollmer de San Bernardino


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram