Select Page

Racionamiento y más racionamiento

Racionamiento y más racionamiento

Caracas 11 de febrero de 2018-. “… Unas 39 obras para mejorar el suministro de agua potable se realizarán durante labores de mantenimiento del sistema Tuy III las cuales afectarán el servicio en Caracas y varias zonas del estado Miranda.” así lo infomó el el ministro de ecosocialismo y agua, Ramón Velásquez para difundir que, lo que se ha hecho costumbre, durante los días de asueto de carnaval la capital y su estado más próximo no dispondrán de agua por tubería.

La demanda de servicios básicos, electricidad, agua y transporte, ha aumentado considerablemente durante los últimos años. Tal como recogemos del portal Caracas, sólo en el municipio Libertador para 2011 habían 1.761.080 habitantes y para el 2018 se estima que la población oscile los 2.800.000 habitantes. Según el ministro Velásquez ratificó que la por las labores de mantenimiento se verán afectadas 1.600.000 personas, voces críticas aseguran que la cantidad de familias afectadas es evidentemente mayor.

Durante varios años los habitantes de la Gran Caracas han sido azotados por los racionamientos. En días de asueto el racionamiento es ley y los caraqueños esperanzados añoran que con los mantenimientos se estabilice la distribución de agua. Espera que ha sido en vano, dado que la llegada de agua por tubería se ha visto cada vez más amenazada desde el este hasta el oeste de la capital. Ciudadanos de parroquias El Junquito, Caricuao, el Paraíso, Montalbán, Mecedores, Cotiza, Cota 905 y mil, los Chorros, Los Naranjos, Oripoto han denunciado que pasan semanas sin ver salir agua por el grifo.

La falta de información no solo existe en indicadores económicos o de salud, el secretismo en relación a las condiciones de infraestructuras, condiciones laborales y de equipos en servicios como agua y electricidad es cada vez más popular.

Operatividad a un tercio de máquina por sequía en 2010

Según confirmaron autoridades de la empresa Hidrocapital en febrero de 2010 mediante El Universal, los embalses de Camatagua y Taguaza surtían de agua a la capital, ya que Lagartijo -El 2do de importancia del Acueducto Metropolitano- fue declarado inoperativo dado que no cubría la cota suficiente de extracción de la torre-toma para extraer agua. Fue la primera vez en 48 años de su creación que se dejó de sustraer agua para alimentar las tuberías. Se inició un programa de racionamiento para combatir los bajos niveles de los embalses “debido la sequía”.

Dato: El experto, Norberto Bausson, explicó que el impacto ambiental de esa situación en el ecosistema del embalse es significativo. En caso de que se llenase, durante la época de lluvia, no sería recomendable utilizar sus aguas, puesto la calidad no sería ideal y necesitaría dos años para recuperar el ecosistema que ha prácticamente acabado.

Los alrededores estaban totalmente secos. La captación de las aguas de ese embalse se hacía a través del Sistema de Producción Tuy I y II que surtía a Sucre, Baruta, parte de El Hatillo, a San Francisco de Yare y Santa Teresa del Tuy y en menor medida al municipio Libertador.

Para el momento, “La causa de que Lagartijo haya llegado a esta situación se debe a la sobre-explotación que sufrió los últimos tres años, sin tomar previsiones de que este embalse se llena anualmente” opinó Norberto Bausson, presidente del Instituto Autónomo Aguas de Sucre (IMAS) y experto en el manejo del Acueducto Metropolitano para El Universal.

Dato: Para noviembre del 2009 de los 20 mil litros de agua por segundo que recibía Caracas, ese embalse le aportaban 14 mil litros en la misma medida, explicó el presidente de la Comisión de Cuencas y Acueductos de Fedecámaras, Fernando Castro. Mientras que Norberto Bausson aseguró que el déficit de agua era 25% en el 2009 y para 2010, al declarar inoperativo a Lagartijo , la carencia habría escalado a 30%.

Mientras tanto en 2015 

La demora en la temporada de lluvia incentivó aplicar “El plan de abastecimiento especial” para racionar el suministro de las represas a la capital. Cuando se termina el 2014 y se avecina la temporada seca, los niveles de almacenamiento no están todavía en la cota “normal”, según los registros que mantiene Hidrocapital señalados por Globovisión.

El ex-presidente Hidrocapital, Norberto Bausson, aseguró que el problema del surtimiento de agua en Caracas radica tanto en la sequía cómo en el poco mantenimiento de los acueductos. Por su parte, el investigador del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, Antonio De Lisio advirtió que existe un problema en los canales de distribución y que “Toda la red interna no se ha mejorado”.

Y nada cambió en 2017

Los racionamientos se convirtieron en no programados y se prolongaron por semanas. Ante la situación, Hidrocapital se hizo portavoz del silencio: No anunciaba duración de los planes de racionamiento ni tampoco el nivel de agua de los 10 embalses que abastecen la Gran Caracas, tal como se lee en el portal web El Nacional.

Como sí de un amigo lejano se tratáse, lo último que se supo sobre el embalse Camatagua –principal surtidor de agua potable para Caracas, Altos Mirandinos y Valles del Tuy desde que se inhabilitó Lagartijo– es que estaba a 75% de su capacidad en mayo. Ernesto Paiva, entonces presidente de Hidrocapital comentó que el embalse de Camatagua, disponía de 1.186 millones de metros cúbicos y “era un buen número”.

En su momento, Paiva no habló del embalse Taguaza, que también surte a Caracas. Por su parte el ingeniero hidrometeorológico, Valdemar Andrade aseguró “Extraoficialmente en las cuencas de los embalses que integran el Sistema Tuy que suministra agua al área Metropolitana de Caracas, la precipitación estuvo por encima del promedio, pero fue insuficiente para recuperar totalmente los embalses”.

Mientras tanto el  ex-presidente de Hidrocapital, José María de Viana, denunció que la omisión de la información “no es nueva” y que generalmente es una estrategia, cuando los números no favorecen. Pero, sorpresivamente, esta ocasión no era tan dramática y según como se lee en El Nacional “… Estamos al final del invierno y no se puede decir que la temporada de lluvias fue pobre, sino que estuvo por encima de lo normal (…) Actualmente el nivel del embalse no explica el racionamiento. Usted (Hidrocapital) me dijo que el racionamiento era porque no llovía, pero ya pasó la temporada seca y llovió desde julio. En diciembre y enero sigue lloviendo, es decir, estamos frente a un fenómeno que no es sequía y aún así no se hace público el problema” refutó de Viana.

Problemas colaterales: Huecos, colas

El agua corroe el pavimento y en 2017 se produjo aproximadamente 325 huecos en Caracas  producidos por fallas de agua. En 4 de las 5 alcaldías de la capital se  contabilizaron 325 huecos producidos por averías de Hidrocapital: en El Hatillo, 85; 30 en Sucre; 60 en Chacao y 150 en Baruta. De Libertador, que ocupa la mitad de la ciudad no hay datos, se lee en El Nacioanal. 

“Ocurre cada vez con más frecuencia porque tenemos una red de tuberías envejecidas”, explica Yuri Medina, directora de la Escuela de Ingeniería Hidráulica de la UCV.

Las averías en tuberías generan daños colaterales al suelo como atascos en las calles y aceras. En el municipio Sucre el entonces alcalde ,Carlos Ocariz, denunció que se perdían entre 15 y 20 minutos en el tránsito producto de los problemas sin reparar de Hidrocapital.

Genera colas y otros problemas. Se conoció que en Sucre un grupo de personas atrapó a un delincuente que estaba robando en un autobús y lo lanzó al boquete que abrió Hidrocapital en la avenida Francisco de Miranda, a la altura de Buena Vista. En la enorme abertura, que ocupa dos de los tres canales de circulación, también cayó un Jeep y varias motocicletas.

Protestas y mas protestas

Las fallas en la distribución del servicio de agua se ha convertido en motivo de protesta. Las inconsistencias en la distribución se ha prolongado incluso por meses en algunas zonas tanto de Caracas; El junquito, de El Hatillo, los Naranjos; como en el interior del país; Cabimas, Lara, Bolívar, Zulia y Nueva Esparta

Consultamos con el ingeniero Getulio López, de más de 30 años de experiencia en viaductos y tuberías. López aseguró que “La demanda de los servicios ha aumentado bastante, en Caracas los cortes de agua y luz eran esporádicos hace años, pero actualmente es tema de todos los días”. En ese sentido afirmó que se evidencia que las infraestructuras en materia de servicios públicos pensadas para la Caracas de los 80 es insuficiente para la populosa capital que hace vida actualmente.

“En su momento se pudo responsabilizar al factor de sequía pero vemos que terminó la sequía y los racionamientos se han radicalizado” para el criterio del ingeniero la radicalización del racionamiento aún en temporada de lluvias, evidencia que hay otros problemas de fondo, más allá de los niveles de los embalses. Además de que los proyectos del Tuy IV, que datan de más de hace 30 años, continúan parcialmente paralizados.

Muchos caraqueños desconocen la razón de la radicalización del racionamiento de agua. Tampoco conocen el recorrido que ésta hace para llegar a sus hogares y algunos la usan de forma inconsciente. Es importante destacar que el recurso hidrológico está en crisis, sea por sequía, sobre-explotación o falta de mantenimiento de la infraestructura,  el rol de cada ciudadano debe ser firme, denunciar averías y fugas  en la comunidad a fin que sean atendidas lo más pronto posible. 

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones