Caracas 10 de octubre de 2018. Tras las extrañas circunstancias en la que murió el político opositor, Fernando Albán, el gobierno venezolano habría violado el «Protocolo de Minnesota» adoptado por la ONU, que intenta determinar si hubo o no una ejecución extrajudicial.

El Protocolo de Minnesota, es una norma elaborada en 1991 y adoptada por la Organización de Naciones Unidas, que sirve de guía para establecer estándares de buenas prácticas técnicas que se deben aplicar en las autopsias para determinar si una persona fallecida fue ejecutada.

Junto con el Protocolo de Estambul (1999) sirven de guía para detectar en las autopsias evidencias que indiquen la aplicación de golpes, colgamiento, descargas eléctricas entre otros métodos de tortura así como también si la víctima fue objeto de una ejecución extralegal, arbitraria y sumaria.

Las autopsias «normales» no requieren nunca estudios tan especiales. Sin embargo, tras la muerte del concejal, donde han surgido muchos elementos que desmienten la «versión oficial» del gobierno venezolano, la AN y diferentes organizaciones internacionales han solicitado una investigación independiente para determinar si Albán fue víctima de una ejecución sumaria.

Lea también: MÉDICO COMUNITARIO FIRMÓ ACTA DE DEFUNCIÓN DE FERNANDO ALBÁN

Con información de Minutouno


Suscríbase a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorte, Facebook e Instagram