Este lunes, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) se pronunció a través de su cuenta de Twitter (@_Provea), mediante la cual manifestó la omisión que tuvo el Gobierno al no respetar la vida ni la integridad física de Óscar Pérez.

La captura de Pérez se convierte en una ejecución extrajudicial, al no agotarse las vías necesarias para la resolución pacifica de los acontecimientos sucedidos en el Junquito (municipio Libertador, Distrito Capital). Los riesgos de la operación fueron elevadamente altos, sin embargo, el silencio gubernamental dio pie al comienzo de un operativo que vulnero la integridad física de Pérez quien anteriormente había comunicado por sus redes sociales que se entregaría de forma pacífica a las autoridades.

“La ausencia y silencio del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo en los hechos, impidió la existencia de garantías para la resolución pacífica del operativo y una actuación ajustada a los estándares sobre uso diferenciado y proporcional de la fuerza por parte de los agentes de seguridad”.

 

 

Con información de: Tal Cual

Para obtener otras noticias haga clic aquí en Punto De Corte