Caracas, 16 de noviembre de 2018. Provea (Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos), se pronunció tras los hechos violentos ocurridos en la Torre Viasa de Bellas Artes, en Caracas, el pasado lunes 12 de noviembre. El edificio fue escenario de una masacre, pero descrita por fuentes policiales, como «enfrentamiento».

El coordinador de Provea, Inti Rodríguez, aseguró que el «terrorismo de Estado y las ejecuciones extrajudiciales», forman el patrón usado por las autoridades. Rodríguez describió que la forma de actuar de los efectivos de seguridad y del Estado, debería ser, usar la menor fuerza posible para resguardar las mayor cantidad de vidas.

«Allanamientos ilegales, destrozos a la propiedad privada y violaciones a los derechos humanos», son algunas de las formas en las que arremete el FAES durante sus operaciones.

La versión oficial sobre el caso de la Torre Viasa, genera dudas en la organización. Supuestamente, el equipo especial de la PNB, tomó la Torre para dar con el atacante de un oficial. Extraoficialmente, se conoció que la operación terminó con al menos ocho fallecidos. Aún no se pronuncian las autoridades competentes. Rodríguez descartó que esta actuación, haya sido realmente por las razones señaladas.

«Si eran dos personas en un hecho punible, la pregunta es por qué el resultado son ocho muertos. Se alega enfrentamiento, y lo que se ha podido recavar es que llegaron allanando la Torre y realizaron violaciones generalizadas. Lo mismo que ocurre en los barrios, siempre el patrón es el uso excesivo e indiscriminado de la fuerza“, expresó.

También alertó sobre denuncias que pesan sobre las Faes y las OLP (Operación Liberación de la Patria). Hasta ahora no hay ni un solo funcionario que haya sido investigado ni sancionado. “El patrón es el terrorismo de Estado. Ejecuciones extrajudiciales. No hay Ministerio Público ni Poder Judicial que actúe”, apuntó.

Informó que a finales de noviembre esta organización publicará un informe con una investigación de cifras sobre las violaciones realizadas por las Faes en 2018.

El silencio total y la actitud cómplice

El especialista en violencia policial y criminología, Keymer Ávila, afirmó que el uso indiscriminado y excesivo de la violencia no es un asunto nuevo en la sociedad venezolana. Pero, también acepta que las intervenciones policiales,  desde 2013 están en crecida y, lo que es peor, cada vez se salen más de control.

El vínculo del uso de las fuerzas policiales con la tasa de mortalidad ha ido en crecida, según indicó. “En el 2017 del total de homicidio, 26% fue por intervención de la fuerza pública, o sea, 3 de cada 10 estaban vinculados con fuerzas de seguridad el Estado” especificó Ávila.

“Tratan de mostrarse como efectivos y eficientes,  mostrar cifras de fallecidos como sinónimo de eficiencia. El objetivo es tener algún impacto mediático, propagandístico,para además distraer la atención de otros problemas”, explicó.

Las embestidas de violencia, a consideración de Ávila, serían para crear la sensación de incremento de la seguridad en la ciudadanía. 

Con información de Efecto Cocuyo

Foto archivo


(+Detalles) La crisis de salud venezolana en cifras


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook Instagram