Caracas, 06 de mayo de 2018. Las jornadas de protesta en contra del presidente de Rusia, Vladimir Putín, han dejado más de 1200 detenidos en las últimas horas, entre ellos el principal líder opositor Alexei Navalny.. Las manifestaciones se producen en el marco de la cuarta juramentación del mandatario ruso como presidente del país, que se producirá este lunes.

Según El Mundo de España cerca de 100 manifestaciones sacuden Rusia de este a oeste. Los manifestantes proclaman: “Putin no es nuestro zar”. El cuestionado líder ruso ya lleva 18 años en el poder,

“El anciano cobarde Putin piensa que es un zar. No es un zar, y por eso hay que salir a la calle el 5 de mayo”, escribía el opositor Alexei Navalny en Twitter para calentar la jornada. En la plaza Pushkin se apelotonan ya más de 1.000 personas, gritando “Putin ladrón”, como siempre. Pero esta vez el flujo humano tiene sorpresas. Hay cosacos con olor a vodka, también nacionalistas portando la patriótica cinta de San Jorge. Han tomado el centro de la plaza antes de que los opositores la ocupen.

En Moscú y San Petersburgo, las autoridades no han dado permiso a las manifestaciones. En la capital el Ayuntamiento había sugerido realizarla en un sitio no tan alejado del centro como otras veces, pero el opositor ruso prefiere ahora desafiar al poder y ser el foco de atención.

“Están provocando a la policía, desafiando al Estado, nosotros defendemos a Rusia, mire el desorden…”, se queja Maxim, un patriota del colectivo Rusnod. Para muchos rusos defender a Putin es defender el marco actual, con sus balances, su orden y sus defectos. El presidente ruso fue reelegido en marzo, con más del 76% de los votos.

Navalny había llamado a la oposición a salir a la calle. La irrupción de Ksenia Sobchak en la carrera electoral dio voz a la oposición liberal, pero a él lo marginó como a un antisistema. Este activista contra la corrupción pisa el acelerador desafiando a la ley. Por eso, antes de poder marchar junto a sus compañeros, es conducido a un furgón policial entre gritos de “vergüenza” de los asistentes.

Leonid Volkov, su mano derecha, protesta: “La detención ha sido totalmente ilegal”. Antes de que la policía empiece a arrestar ante la mirada impasible de Pushkin, decenas de partidarios del opositor son detenidos en las manifestaciones en el Extremo oriente o Siberia. Cuando acabe el día serán más de 1.000 por todo el país.

Lee también: ¿Una reelección a la medida? Putín gana de nuevo la presidencia con 76% de los votos

Con información de El Mundo


Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través del enlace https://t.me/PuntoDeCorte  para mantenerte informado de las noticias más importantes en Venezuela y el mundo
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram