Caracas, 2 de mayo de 2019

Por: Alejandro Sauce*

La Guardia Nacional Bolivariana, otrora Guardia Nacional de Venezuela, fue fundada por un extraordinario oficial de nuestra Fuerza Armada, el General Eleazar López Contreras.

De él, son muchos los anécdotas e historias que como demócrata existen, pues fue presidente de nuestro país y en su vida cotidiana, su esposa tenía una presencia protagónica, pues sus valores familiares eran guía en su vida pública, política y militar, siendo su esposa, una consejera de primera mano.

Una anécdota que siempre me impactó, fue la historia sobre aquella protesta que se desarrollaba por parte del movimiento estudiantil de la época y la reunión con sus ministros, donde luego de escuchar a ambos bandos en sus posiciones, a cada uno le dijo que tenían razón en sus planteamientos. La esposa, que estuvo presente en ambos momentos, a solas le señaló “Eleazar, te escuche cuando hablabas con los estudiantes, así como con tus ministros. No entiendo, pues a ambos les dijiste que tenían razón…” Allí cuenta la historiografía que el General, mirándola con ternura y humildad le dijo “Sabes algo mi amor, tú también tienes razón”.

Hoy en nuestro país, la población toda, especialmente su juventud tanto civil, como estoy seguro, la militar, reflexionan y debaten sobre qué futuro le espera a la Patria de Bolívar, a la Guardia Nacional que hoy se honra en denominarse “Guardia Nacional Bolivariana”.

Reflexionan sobre los acontecimientos políticos, económicos y sociales, sobre las ordenes de reprimir a un Pueblo que protesta, como en aquella época, por reivindicaciones y derechos ciudadanos, con la profunda diferencia con los que actualmente gobiernan, que un General de tamaña dimensión y a su vez, Presidente de la República, se tomaba el tiempo para atender y escuchar esas demandas…

Por eso, en estos dos últimos días, motivado a los acontecimientos que se han desarrollado en el país, donde la Guardia Nacional ha tenido un papel protagónico, de lado y lado, me imaginé un dialogo entre un Guardia Nacional de hoy y el General López Contreras, cerré mis ojos y así sucedió:

“Buenos días mi General. Lo honro a Usted, Eleazar López Contreras. Honro al capitán del Batallón Libertador. Honro al comandante del Batallón Ribas. Honro al Director de Guerra y Marina. Honro al jefe y al Presidente de la República, honro a nuestro Fundador, al creador de la Guardia Nacional de Venezuela”.

El General López Contreras miró fijamente a los ojos, a aquel soldado de la Guardia Nacional y le dijo, desde lo más profundo de su esencia:

“Siempre he sido gran admirador de Bolívar y Sucre. Siempre creí en la Libertad. Fundé la Guardia Nacional porque creo en el orden público, en la convivencia ciudadana. No soy partidario de las medidas represivas. Hoy me pronuncio y hago un llamado a la calma y a la cordura. Me uno a la ideología bolivariana. Prudencia, paciencia, calma y civismo. Comportamiento responsable con el Pueblo. Un gobernante no ha de durar más de cinco años. Así lo hice y así lo mantengo. Hago un llamado al Gobierno Nacional, a la Guardia Nacional, para que honren la memoria de Bolívar, honremos el patriotismo, el ideal político del libertador. Amor y respeto a la Patria. Amor y respeto al Pueblo. Libre expresión de ideas, que nadie ponga freno a la libertad del Pueblo… Es sagrado conservar la herencia de Bolívar. Es sagrado conservar y actuar en base a nuestros ideales bolivarianos, actuemos por ideales venezolanos, no ideales extranjeros. Hay que lograr el equilibrio político entre las distintas fuerzas y enrumbar el país hacia una mayor libertad”.

Abrí mis ojos y presencié el nacimiento de una nueva Venezuela, sin rencores, sin represión, sin censura, en libertad, la Venezuela que Bolívar y López Contreras soñaron. Cada uno que haga su parte.

(*) Licenciado UCV. Magister en Integración y Comercio Internacional, Universidad de Montevideo, Uruguay. Venezolano de a pie.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram