Select Page

Reinaldo Quijada: El triunfo de dos irracionalidades, la derrota del país y del pueblo

Los resultados de las elecciones del 30J permiten diversas lecturas serias (no viscerales)… Las del gobierno/PSUV y las de la oposición/MUD son falsas. Incluso indignantes porque cada una de ellas parte de defender sus propios intereses mezquinos y vulgares, y no de preocuparse por el país y el pueblo.

La oposición señala que, en muchos centros, se veía mucha menos participación que en procesos anteriores, con pocas colas y eso no debería extrañar tanto, ni es un termómetro preciso, ya que es un proceso atípico. ¿Por qué? Porque un solo factor participó y el otro se abstuvo, por lo tanto la participación y la presencia en las colas necesariamente tenían que ser bastante inferior a lo usual. Además la oposición, con sus acciones violentas, entorpeció, en diversos sectores, la libre participación.

El gobierno se ufana de la buena participación pero obvia que tuvieron que ejercer todos los métodos innobles e inmorales de coacción, chantaje y presión para lograrla, y, por lo tanto, realmente nunca se sabrá cuánto fue la participación realmente voluntaria y espontánea. La oposición, sin duda alguna la gran derrotada con su “estrategia” de violencia, señalará que hubo fraude, clamará victoria y dirá que, cuando menos, el 60% de la población no apoyó la ANC y está con ella. ¡Mentiras, de lado y lado!

En pocas palabras estamos en medio de dos fracciones falsas, hipócritas, mezquinas y mediocres. Y además cobardes, la cobardía de quien no asume la realidad con sentido de responsabilidad. La cobardía de quienes no asumen la política con un sentido de trascendencia histórica. A ninguna de las dos les importa un bledo el país y el pueblo. ¡Qué hora triste y menguada vive Venezuela!

La realidad es que el universo de votantes es de cerca de 20 millones de electores. Pero esa cifra requiere de ciertas precisiones ya que es necesario señalar que la abstención crónica en Venezuela, los electores que nunca votan, es del 20% mínimo. Es decir, el universo real de electores está alrededor de 16 millones de votantes al restarle esta abstención crónica. La mitad del país, por lo tanto, es de 8 millones de electores. El resultado del 30J lo que indica es que el país está dividido en dos toletes y los dos polos deberían considerar al otro y no ignorarlo y menos pretender aniquilarlo. Eso poca les importa. Al contrario, lo que prevalece, de lado y lado, es un festín de amenazas fatuas, de superficialidades y declaraciones estúpidas, vacías y vulgares. ¡Todo eso da náuseas!

¡Enhorabuena, celebren y atribúyanse, cada uno por su lado, su triunfo mezquino y mediocre! ¿Y el país y el pueblo? ¿Y la muerte de venezolanos y venezolanas? Nadie en su sano juicio puede pensar que la ANC va a traer la paz y será la solución de los problemas del país, habrá más violencia y más miseria. Y nadie tampoco puede pensar que la violencia es la salida. El juego seguirá trancado mientras el país seguirá destruyéndose y el pueblo pagando las consecuencias.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones

Vídeos Recientes

Cargando...