Select Page

(Opinión) Rescatar la dignidad del pueblo venezolano, dirimir la viveza criolla que nos atropella. Por Yasmeli Pernía

(Opinión) Rescatar la dignidad del pueblo venezolano, dirimir la viveza criolla que nos atropella. Por Yasmeli Pernía

Caracas, 20 de enero de 2019.

Por: Yasmeli Pernía

@yasmelipg

            “Cada ser humano dispone cerebralmente de todas las potencialidades inteligentes. Pero, como consecuencia de determinaciones hereditarias, familiares, culturales, históricas y de eventos/accidentes personales dispone insuficientemente de ellas y las expresa de manera desigual”. Edgar Morín


Mérida, 20 de enero de 2019. La encrucijada que presenta en estos momentos Venezuela, de necesaria trascendencia social, podríamos considerarla como un fenómeno de valores contra valores donde se confronta los valores de la querencia y la voluntad del hecho social, en correspondencia del qué hacer y qué no hacer por nuestra sociedad.

Para la mayoría del pueblo venezolano, indistintamente de su inclinación política, hoy sería necesario que una barita mágica, al mejor estilo Harry Potter,  resolviera todos nuestros problemas y de repente todo comenzara a funcionar en pro de nuestra felicidad, pero esa es una utopía que nunca llegará; puesto que, uno de esos contravalores que arropa nuestro qué hacer la denominamos popularmente facilismo, inculcado desde el proceso de colonización, cuando arrebataron nuestra cultura autóctona y nos indujeron a la maldad, al individualismo, al miedo, al rendimiento de pleitesía a favor de quienes nos oprimen, nos degradan y nos vilipendian en nuestros derechos trascendentales, fundamentales y ciudadanos.

Ante lo anterior, sería necesario considerar, desde el punto de vista socio-organizativo, dónde nos encontramos y qué queremos hacer desde la familia, la comunidad, el municipio, el estado y hasta nuestro país; y para ello, es importante en primer lugar, reconocernos como ciudadanos todos iguales en sus derechos y deberes, autónomos, dignos, trabajadores, forjadores del día a día, creativos, amantes de lo nuestro, alegres ante las adversidades, promotores y defensores de la familia; reconocernos sería un paso agigantado adelante que nos estimularía y nos conllevaría a elevar nuestra autoestima y erradicar los miedos, vicios, maldad, individualismo, jalabolismo, etc etc.

Posteriormente,  valorar las consideraciones de tendencia jurídica que nos ampara para tal organicidad popular. Si bien es cierto, el ejecutivo llamó a una ANC fraudulenta, por no convocar un consultivo que el pueblo apoyara la propuesta constituyente y posteriormente de ser aprobada, elegir los constituyentistas, lo que significa otro acto arbitrario ocurrido hace ya más de año y medio donde hasta la fecha no se vislumbra los resultados de tal desafuero y sólo se ha usado como mecanismo de desestimación de todo intento de defensa de los derechos constitucionales, lo que algunos llaman criminalización de la lucha popular; lo cual le resta crédito a dicha ANC, es decir está o no está con el pueblo; o sólo es un nido de alacranes parásitos hurtando el erario público.

Por ésta y otras razones, la constitución del año 1999, es la vigente y a ella hay que adherirse si enaltecemos los mecanismos de lucha de democracia participativa y protagónica; es en este sentido, que el debate socio-político venezolano, actualmente, se orienta al cumplimiento del artículo 70 de la CRBV que reza: 

“Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, las iniciativas legislativas constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante…”

Es así, que dirimir la “viveza criolla” ha de consistir en hacer frente, con la mayor audacia dichas convocatorias de cabildo abierto y/o asambleas de ciudadanos,  buscando erradicar conductas grotescas enquistadas desde el ejercicio del poder comunitario; hasta los distintos Poderes Públicos Nacionales, disuadiendo banales intensiones y procediendo a sistematizar la información referidas al hecho participativo sea sobre petitorios, denuncias, decisiones, etc; lo que conlleva al levantamiento de expedientes que den fe y prueba de todos los procedimientos ejecutados y las acciones a tomar para un corto, mediano y largo plazo. Solo el pueblo salva al pueblo!!!

(*) Licenciada en Administración, Trabajadora Social de la Escuela de Cojimar la Habana. Contraloría Social


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

Secciones