Caracas 27 de diciembre de 2018. Reuters realizó un trabajo especial sobre cuales son los obstáculos que han tenido que sortear los productores del cacao venezolano. Señalan que su mayor preocupación es la que viene del mismo «gobierno revolucionario».

En los 19 años que lleva como vendedor de cacao, el venezolano Freddy Galindo ha lidiado con robos en las carreteras, algunos secuestros de miembros de su familia y el declive en la calidad del grano pese a su legendaria fama.

Sin embargo, la cosecha de este año le trajo una nueva preocupación: la intromisión en el negocio del gobierno socialista.

Según denunció, camiones llenos de cacao han sido detenidos apenas salir de su almacén por alcabalas (puestos de control) del Ejército y los sacos quedaron retenidos durante días.

Algunas veces, los conductores fueron obligados a descargar la mercancía en almacenes del gobierno y, tras varios operativos ocurridos este año, el comerciante determinó que le faltaban unas 87 toneladas de cacao, con un valor equivalente a unos 130.000 dólares.

Al igual que Galindo, otros agentes vendedores del estado de Miranda, la segunda región que más produce cacao en el país sudamericano, han reportado retrasos y confiscaciones en los últimos meses.

El gobierno está “haciendo presión para que los empresarios privados entreguen la mercancía a precio de nada”, apunta Galindo desde el galpón de su pequeña empresa Comercializadora Freyra, en la población de San José de Barlovento, mientras un puñado de trabajadores llenaba sacos de fibra vegetal con rojizos granos de cacao.

Un alto funcionario del gobierno asegura que los puestos de control buscan frenar el contrabando de cacao y han hecho incautaciones cuando presumen que sus propietarios intentan evadir impuestos.

Continúe leyendo aquí…

Lea también:

Con información de Reuters

Foto: Secretos Revelados

Suscríbete a nuestro canal en Telegram a través de https://t.me/PuntoDeCorte
Estamos también en Twitter @Punto_deCorteFacebook e Instagram