Caracas, 10 de junio de 2019. El portal The Intercept Brasil reveló conversaciones en las que se revela que los fiscales brasileños actuaron deliberadamente y en ocasiones coordinadamente con el juez y actual ministro de Justicia Sergio Moro para perjudicar al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Lula fue encarcelado por corrupción y la intención de los funcionarios judiciales era impedir que la izquierda volviera al poder, según las conversaciones hackeadas.

El portal aseguró que este es «apenas el inicio de una serie de revelaciones basadas en informaciones entregadas por una «fuente anónima», que demostrarían que los principales responsables de la Operación Lava Jato tuvieron varias intervenciones políticamente motivadas”.

La conversación más reciente se produjo en octubre pasado, cuando los fiscales obraron para impedir que Lula, encarcelado desde abril de 2018, fuera entrevistado por temor a que pudiese beneficiar a su delfín Fernando Haddad en las elecciones presidenciales, que fueron finalmente ganadas por el ultraderechista Jair Bolsonaro.

“Otras conversaciones muestran que el principal fiscal de la fuerza tarea de Lava Jato, Deltan Dallagnol, estaba preocupado por la solidez de las acusaciones presentadas contra Lula para condenarlo como beneficiario de un apartamento entregado por una constructora a cambio de contratos en la estatal Petrobras”, destaca la información.

Lula purga por ese caso 8 años y 10 meses de cárcel y siempre se declaró inocente y denunció una «persecución judicial» para impedir que su fuerza política, el Partido de los Trabajadores (PT), vuelva al poder.

La fuerza tarea de Lava Jato en el Ministerio Público Federal (MPF) reconoció en un comunicado que «sus miembros fueron víctimas de una acción criminal de un hacker», pero dijo tener «tranquilidad» respecto a la «legalidad» y a la «forma imparcial» de sus investigaciones.

La publicación de los mensajes pirateados es «tendenciosa y tiene la intención de atacar a la Operación», pero «los fiscales de Lava Jato no van a doblegarse a la invasión inmoral e ilegal, a la extorsión y a la tentativa de exponer y perturbar sus vidas personales y profesionales», agregaron.

El ministro Moro consideró que en los mensajes que lo citan «no se vislumbra ninguna anormalidad de direccionamiento de actos en tanto que magistrado, a pesar de ser sido sacadas de contexto y de su sensacionalismo».

Con información de agencias de noticias

Lea también en Punto de Corte: TRIBUNAL SUPERIOR DE BRASIL REDUJO LA CONDENA DE LULA DA SILVA

Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Siguenos en TwitterFacebook Instagram