Caracas, 22 de marzo de 2019.

Por: Mariano Crespo Molina

@dialogoambiente

Los acontecimientos en la historia de la humanidad  ocurren en determinados períodos de tiempo que conforman una especie de  periodicidad  o ciclos definidos,  todo  tiene su origen, seguido de un progreso, (crecimiento, desarrollo) en cuyo curso presentan un avance ascendente,  que en su segmento de madurez llega a la cumbre o cenit, al cual le sigue inexorablemente un descenso marcado por la decadencia, hasta llegar a su culminación,  y como dice una conocida canción del cantante panameño  Ruben Blades, “todo tiene  su final”,  los ciclos de existencia se dividen en períodos; desde tiempos remotos los fenicios, los egipcios y los chinos se referían al  curso de los sucesos mediante mapas geométricos y  diseño matemático, por lo que podríamos decir que el conocimiento y el estudio de los ciclos  es de vieja data, los ciclos terrenales o de la naturaleza, de la vida humana, y hasta de la reencarnación, han sido suficientemente estudiados.

En esta oportunidad nos vamos a referir al ciclo histórico del chavismo, el cual tuvo su origen en el agotamiento del modelo punto fijista o del consenso de Wanshington cuya hegemonía la compartieron los partidos AD y COPEI, Hugo Chávez Frías surge entonces como el representante de la antipolítica, revestido  en una figura fresca, carismática y con una habilidad comunicativa excepcional, con un discurso envolvente llano y espontáneo, el cual cautivo las  masas, algo parecido a lo sucedido  con Jorge  Eliezer Gaitan, político colombiano, conocido como el “caudillo liberal” asesinado en 1948 en la ciudad de Bogotá, y con   Juan Domingo Perón, político argentino quien falleció en el año 1974, fundador del “peronismo”, en la nación argentina; el chavismo se inicia  en el poder con un planteamiento ideológico ambiguo, a partir del año 1999, llegando por vía electoral , es vapuleado por sectores de la oligarquía criolla y trasnacional durante los años 2002 y 2003, incluyendo un golpe de estado fallido conocido como el Carmonazo, seguido por la huelga  petrolera, ambos eventos fueron superado por el chavismo con el presidente Hugo Chávez  a la vanguardia, quien acrecentó su liderazgo, es durante el año 2004 cuando aparece abrazando discursivamente al Socialismo como modelo político, con avances indiscutibles en materia política, (estrenamos una nueva Constitución producto de una Asamblea Nacional Constituyente) pero que en  lo económico no dio avances significativos, por lo tanto el modelo económico capitalista no fue trastocado, el populismo expresado en regalías y bonos conllevó a incrementar el gasto social, por lo que podríamos decir que desarrolló un nuevo modelo redistributivo de la  renta pública, (la época de las misiones) pero hasta allí, de ello a lo que es  un modelo auténticamente socialista hay una diferencia abismal, la estructura del estado burgués expresado en su institucionalidad fue dejado intacto, más bien se incremento de manera exponencial la burocracia parasitaria e ineficiente. 

El chavismo logra su mejor momento en el lapso 2004 al 2013, ayudado entre otras cosas por los precio del petróleo en el mercado internacional, alcanzando niveles por encima de los 120 & por  barril,  y en la constelación en el mismo tiempo histórico de mandatarios latinoamericanos de gran valía, de orientación de izquierda y progresista como lo son Fidel Castro, José “Pepe” Mujica, Nestor Kinshner,  Lula Da silva, Evo Morales y Rafael  Correa entre otros, 

El período de decadencia se inicia en el año 2014, con el fallecimiento del líder carismático Hugo Chávez y la ascensión al poder de Nicolás Maduro, hoy en día el chavismo tiene fecha de vencimiento, Venezuela atraviesa por su mayor crisis en toda su historia republicana, aislada internacionalmente en el hemisferio occidental, el esfuerzo de integración latinoamericano se diluyó, PDVSA la llamada “gallina de los nuevos de oro” prácticamente quebrada, la puesta en ejecución del Proyecto del Arco Minero del Orinoco es uno de los proyectos más destructivos de la naturaleza del mundo, le reaparición de enfermedades prácticamente erradicadas en el pasado, incremento desmesurado  de los índices de mortalidad  materno-infantil, y de desnutrición, la mayor hiperinflación del planeta, el incremento del gasto militar por encima de lo destinado a la salud y al desarrollo de las Ciencia y la Tecnología, Durante la época chavista la corrupción ha logrado batir récords históricos, signos evidentes del cierre de un ciclo que marcó la historia patria durante una  veintena de años, y que le correspondió la excepcional época de la transición entre dos milenios.

* Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista

Correo electrónico: mcrespo48@yahoo.es

Puede leer otras publicaciones de Mariano Crespo Molina haciendo clic aquí


Suscríbase a nuestro canal de Telegram y YouTube
Estamos también en TwitterFacebook Instagram